¡Que hablen en mal de mí!

por | abril 11, 2010

¡Que hablen en mal de mí!

por Enrique Monterroza

hablando de ti

“Dios los bendecirá cuando, por causa mía, la gente los maltrate y diga mentiras contra ustedes. ¡Alégrense! ¡Pónganse contentos! Porque van a recibir un gran premio en el cielo. Así maltrataron también a los profetas que vivieron antes que ustedes”.

Mateo 5: 11

(Biblia en Lenguaje Sencillo)

Disculpen mi pregunta tan ingenua, pero ¿A cuántos de nosotros nos ha tocado soportar toda clase de mentira en nuestra contra?, mentiras que llevan como único objetivo manchar nuestra imagen, hacer que la gente nos vea mal o simplemente llevados por la envidia quieren buscar una forma de acusarte aun cuando muy bien saben que lo que están a punto de decir es una especulación o una malvada mentira.

Aunque no lo crean, yo me alegro cuando alguien habla de mi diciendo mentiras, queriendo buscar una excusa para tratar de comprobar que Dios no esta conmigo, y es que como lo repito aunque no me lo crean me alegro; me alegro porque se en primer lugar que es una mentira y en segundo lugar que por causa de esa mentira seré bendecido.

Pero lastimosamente hay personas que realmente las mentiras en su contra les afecta a tal punto que el enemigo logra su objetivo y es que: Bajes la Guardia.

Cuando tú te decides por el Señor y buscas cada día tratarlo de agradar con un corazón sencillo y humilde, vendrán a tu vida uno y mil ataques de personas que querrán difamarte, que hablaran en mal de ti y que inventaran toda clase de mentiras por simple pasatiempo o por la envidia de que nunca podrán ser como tú.

A esta clase de personas que inventan toda clase de mentiras los mueve un sentimiento de inferioridad que los hace creer que levantando toda clase de falsos testimonios sobre su hermano lo harán llegar a una mejor posición o creen que de esa forma se ganaran la autoridad frente a la gente.

Pero que equivocados están, la autoridad no se gana a base de pisotear a otros, ni mucho menos a base de hablar en mal de sí mismo, porque aunque no se den cuenta lo que hacen es hablar de sí mismo o ¿Acaso no somos hijos de un mismo Padre? Pero lastimosamente no comprenden esto, cegados por la envía de no poder alcanzar los triunfos que esa persona de la cual inventan toda clase de mentiras ha obtenido.

Si tu eres una persona que últimamente te has sentido mal porque alguien anda hablando en mal de ti o porque simplemente han inventado cosas que ni en tu vida harías, NO TE PREOCUPES, ya somos dos jaja, no eres el único, mira, si te preocupas por esas cosas estarás cayendo en su juego y en la estrategia satánica que quiere menospreciarte y hacerte sentir terriblemente mal para luego derrotarte fácilmente. Pero cuando tú comprendes que esos falsos testimonios, que esos cuentos de viejas como decía el Apóstol Pablo nada mas están provocando que la bendición de Dios se derrame más sobre tu vida, entonces el panorama cambia.

En el pasaje que leímos al inicio en la versión de la Biblia en Lenguaje sencillo específicamente en Mateo 5:11 dice: “Dios los bendecirá cuando, por causa mía, la gente los maltrate y diga mentiras contra ustedes. ¡Alégrense! ¡Pónganse contentos! Porque van a recibir un gran premio en el cielo”. ¿Qué es lo que hacemos nosotros?, ¿No es la obra del Señor?, ¿No es tratar de vivir conforme a su voluntad?, entonces no te preocupes, no te sientas triste, al contrario la Biblia nos invita a ¡Alegrarnos!, a ¡Ponernos contentos!, y es que de eso se trata la vida cristiana de comprender que el que se mete con nosotros, primero tiene que pedir permiso al Señor Dios Todopoderoso, entonces la pregunta sería: ¿Por qué hemos de alegrarnos y ponernos contentos?, simplemente porque vamos a recibir un premio en el cielo por eso.

Amados, hoy quiero invitarlos a sonreír, a ver esa clase de situaciones como un premio más que obtendremos en el cielo, Wow ¿Cuántos premios recibiremos algunos de nosotros?, mientras escribo me parece gracioso, pero es así, algunos de nosotros vamos a ser súper premiados, siempre y cuando nos mantengamos haciendo su voluntad y tratándolo de agradar, pues si lo que dicen es mentira, ¿Por qué ponernos tristes o enojados?, simplemente sonriamos y vivamos la vida en Cristo, quien nos amo y nos ama, quien ha hecho por nosotros más de lo que alguien en su vida hará, tu eres un hijo o una hija de Dios, ¿Por qué preocuparte?

Ya no estés más triste, sonríe y vive tu vida cristiana tratando de agradar a Dios, mi Señor que está en todas partes observara tu corazón y la sinceridad que hay en el para agradarlo, por tal motivo levantara tu cabeza delante de todos y te pondrá en lo más alto.

Dios no tendrá al justo por injusto, Dios es Juez Justo

Escrito el Sabado 10 de Abril de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *