¿Para que enojarse?

por | febrero 14, 2010

El Temperamento Fuerte te puede llevar a hacer locuras

por Enrique Monterroza

“El que fácilmente se enoja hará locuras…”
Proverbios 14:17
Bueno, hablar de nuestro carácter o nuestro temperamento, no es muy popular, en el sentido de que todos en momento determinado hemos mostrado un temperamento de pocos amigos.

Hay algunas personas que su temperamento es tan fuerte, que casi nos lleva a pensar que cuando lo bautizaron, en lugar de ser bautismo en aguas, fue bautismos en limón.

Lo malo de todo esto, es que hay muchas personas que en medio de sus enojos toman decisiones, las cuales sin duda la mayoría de veces, por no decir todas, los llevan a tener resultados desastrosos.

Es cierto que no podemos evitar el enojarnos, pero si podemos evitar el tomar decisiones enojados, hay una gran diferencia entre que algo me enoje y en que ese enojo me lleve a tomar una decisión.

¿Cuántas parejas de novios en un momento de enojo han echado a la borda muchos años de noviazgo bendecido?, ¿Cuántos matrimonios por un enojo se han separado y hasta divorciado?, ¿Cuántos buenos amigos por un pequeño enojo han dejado perder esa linda amistad?

Amigo, el enojarse en momento determinado no esta tan mal, pero el que tomes decisiones trascendentes en tu vida en medio de tus enojos si que esta malísimo.

En mis casi veintisiete años que tendré de vida, he tenido que luchar con esta área, el carácter dicen por ahí que es heredado, pero yo he luchado para que no me afecte en mi vida, hasta tal punto de que antes de enojarme me pongo a pensar si vale o no la pena hacerlo, puesto que ¿De que sirve enojarte, si luego vas a estar contento como que si nada?, entonces mejor me evito el enojarme, puesto que yo se que ese enojo no es para mucho.

Te dare un sabio consejo y trata de ponerlo en practica: “nunca, pero de los nunca tomes decisiones cuando este enojado”.

Jesús ha venido a cambiar tu vida y ese cambio tiene que demostrarse en tu manera de tomar las cosas de la vida. Si tu tomas a mal todo, te apuesto que siempre te enojaras, pero si tu haces como chespirito y todo lo tomas por el lado amable, te aseguro que tendrás una vida de mucha bendición.


No te enojes, por cualquier cosa y si en verdad no soportas el no enojarte, entonces trata de no tomar decisiones que luego de pasado el enojo te arrepientas de haber tomado.

Escrito en Octubre de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *