¿Por qué no nos rendimos a Él?

por | noviembre 17, 2010

¿Por qué no nos rendimos a Él?

por Enrique Monterroza

Todo iba perfecto, parecía que el arcoíris se dejaba ver, el sol resplandecía sobre tu vida de una manera única, no había nada que pudiera quitar de sobre tu corazón esa emoción de ver que todo caminaba de forma recta y casi perfecta.

Hasta que llego esa noticia, no lo esperabas, ni siquiera te imaginabas que podía ser, pero esa noticia vino y te bajo de la cima, hizo que completamente te derrumbaras en tu animo, ahora todo ha cambiado, parece como que si no tuvieras fuerza, tu animo al hablar a cambiado, tu voz no es la misma, se puede sentir el momento duro que estas experimentando en tu tono de voz.

Quisieras hacer algo, quisieras que las cosas fueran de otra forma y que esa noticia que recibiste jamás hubiera llegado. Hay un dolor de cabeza que se apoderado de ti, no tienes pensamientos para otra cosa, eso te ha robado totalmente la atención.

Sinceramente, no quisieras sentir esto, quisieras hacer algo para dejarlo de sentir, pero no puedes evitar que este allí y que te haya afectado de esta manera.

¿Qué podemos hacer?, ¿Hay algo que pudiera hacer?, pueda que quizá no, pero en esos momentos en donde de verdad sentimos que las fuerzas se nos han ido, en donde nuestro cuerpo físico tampoco responde como quisiéramos y en donde nuestra mente está bloqueada por esa mala noticia, tenemos que ir y rendirnos a Él.

¿Por qué no nos rendimos a Él?, ¿Por qué no dejamos que El sea quien tome el control de esa situación?, no sé cómo vamos a salir, no sé qué resultados traerá, pero de su mano todo es más fácil.

Dile de esta forma:

“Señor, tu sabes que yo no quisiera enfrentar esto, la verdad es que tengo miles de preguntas, pero no gano nada con pronunciarlas, solo quiero sumergirme en ti, quiero depositar mis ansiedades, mis cargas, mi angustia en ti. Reconozco que soy débil, que esto me ha afectado fuertemente, pero tú conoces que dentro de mi corazón hay un anhelo muy fuerte de buscarte, de someterme a ti, de permitir que tú lleves a cabo tu voluntad en mi vida, aun cuando aparentemente eso sea doloroso. Hoy quiero rendirme a ti, reconocer una vez más que sin ti no puedo, que las fuerzas me faltan y que físicamente no me siento bien, pero sé que tú eres el dador de vida, el dador de fuerza, quien nos anima y levanta nuestra cabeza para seguir adelante. Toma tu el control, porque yo lo he perdido, haz lo que te parezca que es lo mejor, pero en medio de todo no me sueltes, porque yo querré soltarme, mas tu tómame de la mano y no me sueltes, te necesito, quiero estar junto a ti, permíteme descansar en ti, que tu paz sobrenatural inunde mi mente, mi corazón y todo mi ser, hoy quiero reposar en ti, abrázame fuerte. Gracias mi Señor, porque sé que estás conmigo, porque en medio de todo esto tú te mostraras de una forma poderosa como siempre lo has hecho. Gracias Padre mío, en el nombre de Jesús, Amen”.

Sé que el Señor está al tanto de tu situación, por muy difícil y duro que parezca, jamás tienes que olvidar que Dios no te desamparara, aun cuando no entiendas lo que te tocara enfrentar, tienes que estar seguro que Dios jamás se alejara de tu lado.

La noticia puede ser muy mala, pero mi Dios es extremadamente Bueno.

“…Mi amigo, te aconsejo que pongas en manos de Dios todo lo que te preocupa; ¡él te dará su apoyo! ¡Dios nunca deja fracasar a los que lo obedecen! ¡Por eso siempre confío en él!”

Salmos 55:22-23 (Traducción en lenguaje actual)

Escrito el 17 de Noviembre de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

5 pensamientos en “¿Por qué no nos rendimos a Él?

  1. Pingback: Tweets that mention ¿Por qué no nos rendimos a Él? | Enrique Monterroza :: Sitio Oficial -- Topsy.com

  2. maria lazo

    Es fuerte cuando pasa cosas en nuestras vidas que sentimos no lo merecemos; pero dejar todo en manos de Nuestro Padre Creador es lo mejor; Dios le bendiga!

  3. Ana Lucía

    Este año ha sido el más retador de mi vida.. He pasado por muchas cosas duras… que nunca pensé pasar… pero que me han hecho darme cuenta que Dios es mi única fuerza, consuelo y luz. Este último mes parecía que todo empezaba a mejorar.. que el arcoiris empezaba a brillar sobre mi… Exitos laborales, cosas que pensaba estaba haciendo bien… Ayer todo se derrumbó… y de nuevo siento que fracasé.. Vuelvo mis ojos al cielo y solo le digo a Dios: “!Quiero rendirme en ti!!!! Mis fuerzas ya no dan más… no soy tan fuerte.. no soy tan valiente.. sin ti, NADA SOY!!! Solo quiero que me abraces fuerte y me ayudes a seguir.. Yo sola no puedo.. Te necesito a ti mi Dios!!!”

  4. graciela muñoz

    Es muy cierto, en muchas ocasiones nos sentimos derrotados pero sabemos que pase lo que pase en nuestra vida, alegre o triste, doloroso, solo tenemos fuerza en Dios Padre, podemos confiar plenamente en El, porque no nos olvida, cuando menos lo espaeramos llega la ayuda que tanto anelamos. Bendiciones.

  5. roberto

    Gracias por los escritos que nos ayudan a muchos a descansar en la Gracia de un Dios maravilloso. Ha sido también de bendición la oración que como modelo puede acercarnos más a su misericordia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *