¿Qué clase de sabiduría tienes?

por | marzo 12, 2010

¿Qué clase de sabiduría tienes?

por Enrique Monterroza

“¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;
porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.
Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.
Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.
Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz”.

Santiago 3: 13-18

Hoy en día abundan las personas que creen que son muy sabios y muy espirituales. Pero en la carta de Santiago hay una pregunta muy importante que todos nos deberíamos hacer y esta es: ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros?

Ser sabio y entendido no es una cualidad que se tiene que quedar en el interior, sino que mas allá de eso es una cualidad que tiene que exteriorizarse, ¿Cómo?, pues a través de una buena conducta. Esta buena conducta tiene que ver con el testimonio que mostramos. Tú puedes creerte el muy sabio y el gran entendido, pero si realmente eres sabio, entenderás que tienes que vivir una vida que demuestre tu sabiduría espiritual.

¿Cómo demostrar la sabiduría espiritual?, sencillo, a través de los frutos, no hay nada que hable mejor que nuestras obras. Cuando llevamos una vida integra y apartada del pecado estamos demostrando la sabiduría que viene de lo alto, pues esta sabiduría tratara de hacer lo recto delante de los ojos de Dios.

Si tú te crees sabio y entendido entonces, demuéstralo. A veces las cosas son mas valederas cuando se demuestran y no solo cuando se hablan. Yo puedo engañarte y decirte que soy muy espiritual, pero en la practica a lo mejor dejo mucho que desear. No nos engañemos, Dios no puede ser burlado, si realmente eres tan sabio, comienza a vivir una vida santa, no discriminando al débil en la fe, sino que fortaleciéndolo, no denigrando a los pecadores, sino haciéndoles que se arrepientan de su pecado.

Una persona sabia y entendida es aquella que trata de la mejor manera de hacer la voluntad de Dios, es aquella que no tiene mayor concepto de si mismo que el que debe tener, es aquel que mira a los demás como una oportunidad para servirles y hacerse mas grande en el reino de los cielos. Una persona sabia jamás dañara a otra con sus palabras, una persona entendida comprenderá claramente la voluntad de Dios para su vida.

Ahora bien, ¿Qué clase de sabiduría y entendimiento tienes?, es momento de examinar nuestro corazón y evaluar si realmente tenemos un corazón sincero delante de Dios o si nos estamos engañando a nosotros mismos.

Si se puede ser sabio y entendido y eso se demuestra sin hablarlo, puesto que se nota en tu conducta diaria. ¿Eres tu sabio y entendido?, comienza por demostrarlo antes que hablarlo.

Escrito en Noviembre de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *