Algo anda mal

por | octubre 12, 2016

Algo anda mal

por Enrique Monterroza

Escrito en Octubre de 2009

“Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos”

Proverbios 4:26 (Reina-Valera 1960)

El comienzo de la vida cristiana es una experiencia única, todos cuando iniciamos este peregrinaje hacia la vida eterna sentimos que es la mejor decisión que hemos tomado en nuestra vida y más allá de eso sentimos un gozo indescriptible y una animo de querer hacer miles de cosas. Cada predicación que escuchamos llena de una manera extraordinaria nuestro ser, cada alabanza que entonamos nos hace sentirnos mas cerca de Dios y todo lo que aprendemos diariamente hace que queramos aprender más y más cada día.

¡Que hermoso fuera que toda la vida fuera así!, aunque tendríamos que tratar que así fuera, pero no podemos negar que hay momentos en nuestro caminar que las predicaciones ya no nos saben tan interesantes y ministrativas como antes, en donde el hecho de leer la Palabra de Dios nos es motivo de aburrimiento o de sueño, en donde el orar se convierte en una festividad que se lleva a cabo solo una vez al año o solo cuando se es necesario, en donde el servir a Dios ya no es tan emocionante como antes.

En esos momentos en donde tenemos que hacer un alto en nuestro ritmo de vida y preguntarnos: ¿Qué esta pasando? Porque sin duda ALGO ANDA MAL.

Uno no deja de sentir gozo en lo que hace así por así, tuvo que existir algo que me llevara a actuar de esa manera. No podemos decir que hoy estoy con los ánimos por las nubes y ya mañana mis ánimos andan por el suelo, todo tiene un motivo.

Las preguntas serian: ¿Estas orando lo suficiente?, ¿Estas leyendo la Biblia como se debe?, ¿Estas gozándote en lo que haces?, ¿Estas perdonando como se debe perdonar?, ¿Tu corazón sigue integro como al inicio o esta manipulado por las circunstancias de la vida?

Amados, cuando ya no le sientas gusto a la vida cristiana tienes que saber que ALGO ANDA MAL, y ese algo puede ser motivo de dejar de recibir muchas de las bendiciones que Dios tiene preparado para tu vida.

El día que personalmente ya no sienta el gozo de hacer las cosas para el Señor, ese día me tengo que preocupar, porque seguramente ALGO ANDA MAL en mi vida.

No nos podemos engañar y pensar que las cosas están bien, cuando ya no tienes ganas de orar, de leer la Palabra, de servir o de congregarte, eso no es normal.

Examina tu vida, examina tu ritmo de vida, mira si las cosas que estas haciendo están causando gozo en tu vida, si lo que estas haciendo esta llenándote espiritualmente y si estas sintiendo un crecimiento espiritual, si no es así, es hora de ir delante del Señor, rendirnos humilladamente delante de su presencia y clamar para que el gozo de su salvación venga a nuestra vida.

A parte de esto tenemos que comenzar a tomar el ritmo que deberíamos llevar, ¿Cómo?, simple, tomar nuevamente tu Biblia y comenzar a cultivar un hábito de lectura, pero de esas lecturas que más que leer y leer, puedas meditarlas. Soy del pensamiento que es mejor que leas cinco versículos y que te pases unos buenos minutos meditándolos a que leas cinco libros y no meditaste ni siquiera en la mitad de uno.

También es hora de comenzar a edificar un ritmo de oración, ¿Cómo?, orando, “Es que se me acaban las palabras”, orar es hablar con Dios, como hablas con tu mejor amigo. Habla con El, sin obstáculos, El te conoce mejor que tu mismo, El te comprende más de lo que tu mismo te comprendes, El estará feliz de hablar contigo.

No dejes de congregarte ni de servir, por mas que quieras colgar los guantes del servicio, NO LO HAGAS, el servir te ayudara a mantenerte activamente haciendo lo que a Dios le agrada. No dejes de congregarte por nada, visita regularmente tu congregación, no permitas a tu vida llegue la mala costumbre de no congregarte, porque te evitaras del crecimiento espiritual que Dios quiere darte.

Amados hermanos, yo se que esto son pasos sencillos y que TODOS los sabemos, pero mas allá del saber, tenemos que poner en practica dicho pasos. No es posible que mientras la voluntad de Dios sea que gocemos de la vida cristiana, nosotros estemos desperdiciando nuestro tiempo en vanidades que no aprovechan en nada. BUSQUEMOS al Señor, mayormente cuando ALGO ANDA MAL en nuestra vida.

Examinemos nuestro corazón, examinemos nuestro ritmo de vida, veamos que cosas son las que nos están provocando este estancamiento y luchemos en contra de ello, para no ser del montón, sino que ser hijos e hijas del Señor que anhelan hacer su voluntad.

Si sientes que algo anda mal, frena y EXAMINA que es, pues mas vale solucionarlo y no que esto provoque un mal episodio en tu vida.

Escrito el 21 de Octubre de 2009

Escrito para www.devocionaldiario.com

3 pensamientos en “Algo anda mal

  1. JOSE LUIS GONZALEZ

    bendiciones hermano enrique por sus palabras,es cierto cuando dejamos de servir a dios y dejamos de congregarnos dejamos apagar ese fuego que un dia nos quemaba todo nos parece tedioso aburrido y cansado solo acudimos a dios en oracion cuando los problemas nos asedian de manera que ya no podemos mas,tenemos que seguir siempre por ese camino que un dia dios nos puso sirviendo a los demas para que nuestro gozo sea completo en el señor.bendiciones para todos.amen

  2. yanci

    Q Dios le bendiga mucho a su vida y la de su familia… me maravillo de como Dios nos habla a traves de usted….

  3. janelive gonzalez

    Primera mente darle las gracias a DIOS x su vida,y x ese gran talento q DIOS le dio…Q DIOS siga llenandolo de saviduria,para q siga escribiendo temas,q son de grande bendicion para muchas vidas, principal mente para la mia..
    Hace unos dias, me preguntava q esta pasando con migo esto yano me esta gustando. Algo anda mal…GRACIAS “DIOS” X TU PALABRA proverbios4:26-27 la pondre en practica.
    Bendiciones baron de “DIOS”perdon x la falta de autografia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *