Amando al mundo

por | marzo 12, 2010

No seas un Demas

por Enrique Monterroza

“Procura venir pronto a verme,
porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia”.

2 Timoteo 4: 9, 10

Hay un personaje Bíblico llamado Demas que se menciona en tres ocasiones en la Biblia y en todas las veces que se menciona su nombre esta relacionado con misiones que Pablo realizaba y en donde Demas era uno de su colaboradores.

Pero llega un momento en la que se supone que fue la ultima carta que escribió el Apóstol Pablo en donde cita a Demas pero como alguien que lo abandono, y la razón fue: “amando este mundo”.

¿Cuántos de nosotros aun amamos al mundo?, no se puede servir a dos señores, no puedes servir al enemigo y servir a Dios, no puedes estar deseando bendiciones espirituales mientras vives conforme a los deseos de este mundo. No hay compatibilidad alguna entre lo espiritual y el mundo.

Lastimosamente la historia de Demas es la típica historia que se repite en las congregaciones, en donde ha habido muy buenos servidores que han experimentado como Dios los ha bendecido, pero en un momento determinado han amado mas al mundo que a Dios y han abandonado el caminar cristiano.

Lo que el mundo te ofrece es aparentemente bueno y a nuestra carne le encanta, pero todo, absolutamente todo es temporal, puesto que nada que este en el mundo y que este ofrezca es eterno. En cambio lo que Cristo nos ofrece es algo eterno, es algo que sobrepasa nuestro entendimiento humano y que permanece para siempre y esto es la vida eterna y estar por toda una eternidad alabando al Rey de reyes y Señor de señores.

Amigo mío, no ames al mundo, no vivas esperando que el mundo resolverá tus problemas o que satisfaga tus necesidades espirituales, porque nada de eso es cierto. El mundo es pintado por el enemigo como algo bonito y que te causara una felicidad, pero esa felicidad es pasajera, no como el Gozo perpetuo que Cristo te ofrece.

Si tu has pensado en regresar al mundo, ¡NO LO HAGAS!, esa será la peor decisión de tu vida, nada en el mundo es igual después que conoces al Señor, aun cuando quieras pasarlo por alto jamás te gozaras plenamente en sus placeres, porque ya tienes conocimiento de lo bueno y de lo que Dios quiere para ti.

Demas fue un hombre que pese a servirle a Dios a tal punto de ser compañero del Apóstol Pablo, tomo la trágica decisión de cambiar la vida eterna, por placeres temporales que el mundo te ofrece. Un verdadero cristiano no vive para amar al mundo y dejarse llevar por el, ahora nosotros estamos en el mundo, pero no somos de este mundo, puesto que nuestra ciudadanía es celestial y eterna.

Lejos de amar al mundo, tratemos de amar cada día más a Dios y acercarnos a El para conocerlo mejor y poder disfrutar de sus ricas bendiciones.

Escrito en Noviembre de 2008

2 pensamientos en “Amando al mundo

  1. salvador

    Cuanto razon tienes,pero realmente cuando estamos en la iglesia,para que vamos para buscar a DIOS o para servirnos de el,podiemdo siempre por nosotros en lugar de pedir para que el Señor nos de mas conocimiento y poder hacer mas y mejor su voluntad.

  2. norma palomo

    que bueno es poder leer palabras directas al corazon dios lod bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *