Anorexia Espiritual

por | febrero 3, 2011

Un Mal a Evitar: “La Anorexia Espiritual”

por Enrique Monterroza


“El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Mateo 4:4

La Anorexia es un trastorno psicológico de la alimentación por el cual el afectado rechaza el alimento. En pocas palabras es la falta anormal de ganas de comer. Esto conlleva a que la persona afectada pueda mantener sus energías y sus actividades diarias a niveles casi normales. Además, parecen no estar preocupadas por su estado de desnutrición y no sienten hambre, sin percatarse que poco a poco esto la puede llevar a la muerte.

Así mismo en la vida espiritual hay muchas personas anoréxicas, personas que se rehúsan a alimentarse espiritualmente, personas que sin darse cuenta han perdido su apetito por la Palabra de Dios y esto a conllevado a que poco a poco pierdan peso espiritual y lleguen a la debilidad, en donde son presa fácil para el enemigo.

Lastimosamente muchas personas luego de unos cuantos años de caminar en el Señor pierden aquel apetito inicial que tuvieron en sus primeros meses de convertidos, ya sea porque ahora “saben un poco mas” o porque “ya leyeron toda la Biblia” o simplemente porque ahora “son predicadores de primera”.

La Biblia muestra en el versículo que leímos al inicio como la Palabra de Dios tiene importación en nuestra vida para subsistir espiritualmente, de ahí el interés del enemigo de tenernos alejados de la Palabra de Dios, el no quiere que nos alimentemos de la Palabra de Dios, el quiere que seamos anoréxicos espirituales.

Es hora de despertar de ese engaño, no es posible que el enemigo este entrometiéndose quitando de nuestra vida el apetito espiritual, es hora de alimentarnos de la Palabra de Dios, que cada día la leamos y no solo leamos, sino que la meditemos. Que cada reunión de nuestras congregaciones sirva como una oportunidad más para alimentarnos de la Palabra de Dios.

No podemos ser anoréxicos espirituales, pues si no nos alimentamos como se debe de la Palabra de Dios seremos soldados débiles, y en esta guerra no nos podemos dar el lujo de estar débiles, pues el enemigo no te perdonara, sino que como león rugiente quera devorarte.

Es por esa razón que debemos de hacer de la Palabra de Dios un alimento diario, que sustente nuestro apetito espiritual y con ello nos nutra de las fuerzas necesarias para hacerle frente a la lucha diaria por tratar de agradar a Dios en contra de un enemigo que utilizara cualquier oportunidad posible para alejarnos de la comunión personal con el Señor.

Si tu eres un anoréxico o anoréxica espiritual, este es un momento en donde reflexiones sobre

  • ¿Cómo esta tu apetito espiritual de la Palabra de Dios?
  • ¿Cuánto tiempo estas dedicando para meditarla?
  • ¿Estas tratando de ponerla en practica?
  • ¿Cuánto tiempo mas esperaras para comenzar a alimentarte diariamente de la Palabra de Dios?

La anorexia espiritual te debilitara a tal punto de ser una presa fácil para el enemigo, pero la Palabra de Dios te dará las fuerzas suficientes para hacerle frente a cualquier ataque del enemigo.

Escrito el 23 de Junio de 2009

Escrito para: www.destellodesugloria.org

4 pensamientos en “Anorexia Espiritual

  1. Pingback: Tweets that mention Anorexia Espiritual | Enrique Monterroza :: Sitio Oficial -- Topsy.com

  2. graciela muñoz

    gracias por este mensaje, la biblia es para los cristianos el libro que nos enseña, nos guia, nos da las pautas para un mejor vivir, entre mas lo leemos y meditamos, mas aprendemos y lo mas importante debemos ponerlo en practica,porque asi estaremos realmente nutridos espiritualmente. bendiciones

  3. Enrique Delgado

    Hno Enrique muy hermosa la reflexion. sigue adelante. EL SEÑOR ESTA COMO PODEROSO GIGANTE.!!!!!

  4. Ernesto Hernandez

    Gracias doctor Enrique (naturista espiritual) por recomendar que nos alimentemos bien con el mejor de los alimentos: la palabra de Dios, no cabe duda que usted está bien nutrido en espíritu, que Dios lo siga bendiciendo siempre para darnos los mejores consejos que vienen de la boca de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *