Aprendiendo a Descansar

por | mayo 16, 2010

Aprendiendo a Descansar

por Enrique Monterroza

aprendiendo a descansar

“Vuelve, oh alma mía, a tu reposo, Porque Jehová te ha hecho bien”.

Salmos 116: 7

Si hablamos de problemas, todo mundo los tiene, en pequeña proporción, mediana o grande, algunos tienen hasta para regalar y es que de ellos jamás escaparemos, siempre habrá alguno que nos recuerde por ahí la necesidad tan básica que tenemos de Dios y nuestra dependencia a Él.

No hay persona que se escape a los problemas, yo mismo los tengo, pero Dios en su infinita gracia y misericordia me ha enseñado a descansar en El y hacer de mi problema algo minúsculo que no me pertenece, sino que le pertenece a Él y es Él quien vela por ello.

En mas de alguna ocasión mi esposa Yamita me ha dicho: “Vos todo lo tomas de forma tranquila, nada te preocupa”, y yo le he respondido: “Si me preocupa, pero no gano nada con estar pensando en eso y desgastarme la vida en ello, ya Dios lo conoce y ahora está en sus manos, mientras tanto yo descanso”.

Pareciera tan fácil ¿No?, tampoco es que me hago el loco cuando los problemas llegan, para nada, lo que ocurre es que con el tiempo he aprendido que colocar toda mi atención a un problema determinado lo único que me lleva es a desgastar mi ánimo espiritual y físico, entonces es ahí en donde comprendí que no tiene nada provechoso estar afanándome por algo de lo cual no tengo el control y que solo Dios en su infinita soberanía puede dictar el resultado.

Eso se llama DESCANSAR, preocuparse al extremo por un problema es como nadar en contra de la corriente sin poder avanzar, es como caminar en el desierto con los pies descalzos y sin una botella de agua en nuestro cinturón, entonces ¿Para qué preocuparme?

A mí lo único que me preocupa en serio es tratar de estar bien con Dios, porque de allí depende todo, EL SECRETO ESTA ALLÍ.

De nada te sirve preocuparte tanto por todo lo que te está pasando, afanarte cada día esperando una respuesta o hacer cualquier locura por llamar la atención de Dios si tú no te preocupas primero de estar bien con El.

Estar bien con Dios es mantener a diario una verdadera comunión, es vivir cada instante como si lo tuvieras frente a ti, es tratar de no decir cosas que lo pudieran desagradar, es tratar de ser justo en todos tus caminos. Sé que es difícil, todos cometemos errores a diario, yo soy el primero, pero el simple hecho de no rendirme en el intento de tratar de agradarlo aun cuando lo desagrado me hace merecedor de que su misericordia me alcance y su bendición este conmigo.

Tal vez tu al igual que yo no seamos los más perfectos cristianos sobre la faz de la tierra, pero una cosa debemos de entender y de tratar de realizar y esto: INTENTAR CADA DÍA A CADA INSTANTE SER AGRADABLES A DIOS EN TODOS NUESTROS CAMINOS.

Cuando lo intentemos entonces comprenderemos que el secreto de la bendición a través de los problemas esta allí: EN DESCANSAR EN EL.

Dios anhela que comprendamos que por más que nos afanemos, no podemos solucionar cosas que no está a nuestro alcance solucionar, por más que nos apliquemos hay problemas que necesitan un milagro para que se cumplan, por ello y por eso es necesario que APRENDAMOS A DESCANSAR EN EL, a que aprendamos a rendirnos y depositar nuestra confianza plena en El y solo El.

No le des más vueltas a la cabeza de cómo lo solucionaras, duerme ya de una vez por todas, ya no te quites el sueño, que la paz a tu corazón vuelva, que el gozo se renueve, descansa, aprende a descansar en El, como dijo el Salmista David: “Joven fui y he envejecido y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan”.

Cuando nosotros aprendemos a descansar totalmente en Dios, El es Justo y Fiel en solucionar nuestras necesidades, porque una cosa debemos saber y es que Dios conoce nuestras necesidades desde antes que se las hagamos saber y por ello al ver que un hijo o hija suya que busca cada día como agradarlo está pasando por una situación difícil, El enseguida mueve sus piezas para cumplir su Palabra que está escrita en Romanos 8:28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien”.

Querida amiga, querido amigo hoy quiero decirte que APRENDAS A DESCANSARA EN EL SEÑOR, que esos problemas o situaciones difíciles no te roben mas la PAZ que tu corazón debería tener, la voluntad de Dios es que puedas estar confiado en que EL TIENE TODO BAJO CONTROL y por lo tanto el afanarse o turbarse esta de mas.

Descansa en El, es hora de que te rindas a Él, es hora que lo alabes por las grandes cosas que hará y sobre todo es hora que le des Gloria, Honra y Alabanza por lo que en este momento está obrando en tu necesidad.

Dios es Fiel, siempre lo fue, siempre lo es y siempre lo será, por tal razón DESCANSA EN ÉL.

Escrito el 15 de Mayo de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

3 pensamientos en “Aprendiendo a Descansar

  1. Nitza I. Olmeda

    Amén !
    Mensaje de gran Bendición, exhortación poderosa a descansar en el Señor.
    Gracias…
    Sí es descansar… creyendo en fe… en su amor, bondad y misericordia infinita que él va a obrar; y siempre es para bien.
    Adelante ! Exitos !
    Dios le Bendiga !

  2. nancy

    soy nueva en su correo, necesito aclarar una duda donde dice en la bilia de maldicion por herencia gracias. Me encanta todo lo que escribe

  3. Rosalba

    Hermano siempre sus mensajes han sido de grande bendicion para mi vida le pido a Dios q lo siga bendiciendo grandemente y que el espiritu Santo lo siga giando en cada mensaje q publique…

    Saludos desde Monterrey,N.L

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *