Buenos Administradores de nuestro tiempo

por | febrero 24, 2011

Buenos Administradores de nuestro tiempo

por Enrique Monterroza

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”.

Efesios 5: 15, 16

Todos tenemos cosas que hacer en el día, si les contara todo lo que tengo que hacer durante el día quizá y no me creerían, al igual que muchos de ustedes que también hacen mil y una cosa durante el día, pero en medio de todo lo que hacemos durante un día normal ¿Estaremos administrando bien nuestro tiempo?

Muchos se quejan de que no oran, porque no les queda tiempo, otros dicen que no leen la Biblia porque tampoco les queda tiempo, algunos también se excusan de no congregarse porque el tiempo les es demasiado corto, yo les preguntaría: ¿Tendrá el tiempo suficiente para irse con el Señor cuando venga por su Iglesia?

La verdad es que muchos de nosotros somos malos, por no decir malísimos administradores de nuestro tiempo, si bien es cierto que tenemos mil y una cosa que hacer durante el día, te aseguro que si administráramos bien nuestro tiempo nos quedaría lugar para orar, leer la Biblia, congregarnos y hasta servir al Señor, pero lastimosamente muchos, prefieren las excusas del tiempo para no realizar ninguna de estas cosas.

Gracias a Dios yo tengo un empleo que esta a cinco minutos de mi hogar, pero tengo muchos amigos que trabajan a una hora o a dos de sus hogares, algunos de ellos en alguna ocasión se han quejado de que el Autobús los ha dejado para ir a su trabajo, pero, ¿Realmente será que el autobús los dejo, ó será que ellos no llegaron a tiempo?

El autobús no deja a nadie, ellos siempre tienen el mismo horario, pasan todos los días por el mismo lugar y a la misma hora, entonces eso quiere decir que quien dejo escapar el autobús fueron ellos, y todo por no administrar bien su tiempo.

Esto es serio, no es un juego o una simple escritura, hablo de esto porque de la forma que administremos nuestro tiempo así también obtendremos los resultados, no podemos pasarnos toda la vida cristiana siendo unos desordenados, cada uno de nosotros tendríamos que ser excelente administradores de nuestro tiempo.

Pablo les decía a los de Efeso: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”.

Es hora de aprovechar bien nuestro tiempo, te invito a que este día tomes unos diez minutos, ya sea de tu desayuno, de tu almuerzo o de tu cena, pero que tomes esos diez minutos, tomes una hoja de papel y un lápiz y organices con horarios fijos que es lo que harás el día de mañana, pon hora y tiempo especifico para cada cosa, e intenta llevarlo a cabo tal y como lo escribiste, sin desfasarte o sin posponer nada, en medio de las cosas que harás mañana elige un pequeño tiempo para estar a solas con Dios, en donde puedas leer algunos versículos bíblicos, meditarlos y sobre todo orar.

Si tú haces esto y lo llevas a cabo el día de mañana tal y como lo escribiste, te darás cuenta de que si eres organizado puedes hacer mas cosas de las que tú piensas que puedes hacer y sobre todo Dios estará feliz de que comprendas que hay que ser buenos administradores de nuestro tiempo.

Amados hermanos, cuando cada uno de nosotros aprendamos a ser buenos administradores de nuestro tiempo, comenzaremos a gozar de tiempos de refrigerios hermosos que Dios tiene preparado para sus hijos, si muchas veces no hemos recibido las bendiciones de Dios es porque hasta en lo que aparentemente no tiene importancia estamos siendo desorganizados, pero a partir de hoy propongámonos a organizarnos de una mejor forma, pues Dios esta ansioso de que le dediques tiempo solo para El.

Lleva a cabo esta dinámica, te aseguro que al cumplirla te darás cuenta lo hermoso que puede ser tu día, cuando realmente lo has planificado y administrado de una manera sabia.

Escrito el 8 de Julio de 2009

Para: www.devocionaldiario.com

Un pensamiento en “Buenos Administradores de nuestro tiempo

  1. maria lazo

    Es cierto, a los desorganizados no nos rinde el tiempo. Muy sabio el consejo. Lo pondré en práctica. Dios le bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *