Buscadores de Pecado

por | octubre 6, 2010

Buscadores de Pecado

por Enrique Monterroza

buscadores de pecado

“Cristo hizo suyos nuestros pecados, y por eso murió en la cruz. Lo hizo para que nosotros dejemos por completo de hacer el mal y vivamos haciendo el bien. Cristo fue herido para que ustedes fueran sanados”.

1 Pedro 2:24

(Traducción en lenguaje actual)

Es triste pero en la vida muchas veces nos podemos encontrar buscando el pecado, si, hablo de esos momentos en los que por alguna extraña razón sentimos la necesidad “urgente” de fallarle a Dios.

Obviamente nuestro anhelo no es fallarle al Señor, pero nuestra naturaleza carnal nos impulsa cada día a realizar ciertas acciones que muy bien sabemos que no son correctas.

Hay periodos de tiempo en los cuales nos mantenemos firmes, tratando y luchando de agradar a Dios, de pronto de un día para el otro, sentimos el deseo de ir en contra de nuestros mismos principios, si, porque lógicamente ninguno de nosotros peca con la más hermosa satisfacción de saber que le estamos fallando al Señor.

Y es que si realmente has tenido un encuentro genuino con el Señor, difícilmente disfrutaras de tu mal accionar. Quizá en el momento de llevar a cabo esa mala acción pueda que “disfrutes” hablándolo en sentido carnal y humano, pero luego de ese momento viene la insatisfacción de saber qué hiciste algo que va en contra de lo que realmente quieres hacer.

A ninguno de nosotros nos gusta ese mal sabor de boca luego de haber fallado, ¿Cierto?, no disfrutamos ese momento, peor aún, cuando el enemigo toma ese mal episodio para sacarte en cara tantas cosas, para acusarte y tratar de hacerte sentir el peor de todos los hijos de Dios.

Entonces la pregunta que tenemos que respondernos es la siguiente: ¿Qué estamos haciendo buscando el pecado?, ¿Por qué estas frecuentando esos lugares que sabes que te harán fallar?, ¿Por qué sigues apegado a esas amistades que sabes que te están llevando a la perdición?, ¿Por qué sigues esperando esos momentos a solas y en donde nadie te molestara para llevar a cabo la satisfacción de tus más bajos instintos carnales?, ¿Por qué estas propiciando que todo se te como para caer en el pecado?

Y es que tampoco vamos a negar que somos nosotros mismos quienes muchas veces propiciamos a que todo se dé para concretar aquello que muy bien sabemos que desagradara a Dios. Somos especialistas para provocar esos hechos y luego terminamos sintiéndonos los imperdonables, los más hipócritas del mundo y los más pecadores que puede haber.

Amados, no nos dejemos engañar por el enemigo, no vaya a ser que te encuentres buscando el pecado, provocando que los hechos se den, por un momento reacciona, date cuenta que a lo mejor en ese momento en el que estas planeando o planificando todo no sentirás la insatisfacción que sentirás luego de concretar eso que has pensado hacer.

¡Detente!, Dios te ha dado un Dominio Propio para no dejarte llevar por tus más bajos instintos, Dios es tu fortaleza y jamás te dejara ser tentado más de lo que puedas soportar. No creas que no puedes, porque en Cristo todo lo puedes, no creas que estas solo, porque si Dios está con nosotros, ¿Quién contra nosotros?

Es hora de detenernos y meditar muy bien nuestro accionar, no es posible que el enemigo nos este engañando fácilmente haciéndonos creer que somos débiles y que por eso fallamos y por lo tanto Dios lo entenderá, ¡No!, ¿Por qué fallar, cuando tienes la suficiente fuerza de parte del Señor para no hacerlo?

No te dejes humillar por el enemigo, pues el es quien te quiere engañar haciéndote creer que lo que vas a hacer es de lo más normal, para que después que lo hagas acusarte y hacerte sentir que no vales nada y que eres un desagradecido, hipócrita y mentiroso.

Levantémonos como personas que a pesar de su debilidad nos paramos firmes y no nos dejamos engañar por ninguna artimaña del enemigo, sino que cada día buscamos, no nuestras propias satisfacciones humanas, sino la satisfacción de Dios al vernos cada día más cerca de Él haciendo su voluntad.

Hoy es un buen día para poner un ALTO total a todos aquellos momentos en donde nos encontramos buscando el pecado, en lugar de buscar nuestra perdición, busquemos el rostro del Señor a través de una vida devocional que realmente se fortalezca en su presencia para resistir cualquier ataque del enemigo.

¡No busquemos el pecado, mas busquemos al Dios que derroto al pecado!

Escrito el 6 de Octubre de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

4 pensamientos en “Buscadores de Pecado

  1. Nestor Cartagena

    Amen!!
    de Muchisima ayuda, en esos momentos en los cuales se presentan aquellas llamadas:”encrucijadas”, ciertamente como decia el apostol pablo: “esta en mi el querer, pero no el hacer.. pero doy gracias a Dios que Cristo me ha hecho libre..”
    Gracias hno Enrique!!

  2. Marco Gabriel

    Ciertamente, nos respaldamos en que somos débiles, y la verdad es que nuestro Señor Jesucristo nos ha reclutado para ser más que vencedores.

  3. alejandra

    hermosa pagina felicidades 1ra vez q entro a este sitio me bendijo mxo (GRANDE ES EL SEÑOR ) NADA ES CASUALIDAD GRACIAS HNOS X ESTE SITIO EL SEÑOR LOS SIGA BENDICIENDO GRANDEMENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *