Cuando Dios dice: “NO”

por | diciembre 10, 2010
Resultados de no obedecer el NO del Señor

por Enrique Monterroza

“Entonces respondisteis y me dijisteis: Hemos pecado contra Jehová; nosotros subiremos y pelearemos, conforme a todo lo que Jehová nuestro Dios nos ha mandado. Y os armasteis cada uno con sus armas de guerra, y os preparasteis para subir al monte. Y Jehová me dijo: Diles: No subáis, ni peleéis, pues no estoy entre vosotros; para que no seáis derrotados por vuestros enemigos. Y os hablé, y no disteis oído; antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová, y persistiendo con altivez subisteis al monte. Pero salió a vuestro encuentro el amorreo, que habitaba en aquel monte, y os persiguieron como hacen las avispas, y os derrotaron en Seir, hasta Horma”.

Deuteronomio 1: 41-44

Siempre que clamamos a Dios anhelamos un SI, pero la mayoría de veces es un ESPERA, pero hay momentos que también la respuesta es un NO rotundo.

Como seres humanos que somos nos es difícil asimilar un NO departe de Dios, nosotros creemos que TODO lo que pedimos siempre será un rotundo SI de parte del Señor, pero por un momento olvidemos del tan anhelado SI que deseamos escuchar del Señor y analicemos el NO que muchas veces da a nuestra vida.

El pueblo de Israel acababa de desobedecer a Dios, perdieron la oportunidad de conquistar la tierra prometida poniendo como excusa “los gigantes” que se encontraban al otro lado, por esa razón Jehová los había reprendido.

El pueblo de Israel quiso solucionar sus diferencias con Dios queriendo hacer lo que en un principio sin antes recibir una reprensión debían haber hecho, ellos dijeron: “subiremos y pelearemos, conforme a todo lo que Jehová a mandado” (v.41), aparentemente lo que ellos iban a realizar no estaba mal, cualquiera podría pensar que estaban siendo obedientes, y ninguno en ese momento hubiera pensado que la respuesta de Dios seria: “No, no vayáis”.

Hay momentos en nuestra vida en donde queremos pintar nuestra voluntad como que fuera la voluntad de Dios, hay cosas que Dios no esta de acuerdo, pero nuestra naturaleza humana y pecaminosa nos quiere engañar y hacernos ver que es un SI, cuando en realidad la respuesta de Dios es un NO. Y es por que nos cuesta un mundo el asimilar el NO de Dios.

La Respuesta de Dios al pueblote Israel la vemos en el versículo 42: “Diles: No subáis, ni peleéis, pues no estoy entre vosotros; para que no seáis derrotados por vuestros enemigos”. La respuesta de Dios era clara: NO SUBAIS, era un rotundo NO, no estaré con vosotros.

No me vas a dejar mentir, pero hay momentos en la vida en donde sabemos muy bien que Dios no esta de acuerdo con lo que vamos a hacer, pero aun así LO HACEMOS.

¿Por qué pasa esto?, porque no estamos sintonizados a la voz del Espíritu de Dios y queremos anteponer nuestra voluntad, antes que la voluntad de Dios. Si cada vez que Dios nos dijera: “NO” nosotros obedeciéramos, te aseguro 100% que no tendríamos fracasos en la vida, te aseguro que nos hubiéramos ahorrado cientos de llantos y porque no decirle, tendríamos muchas mas bendiciones de las que ahora tenemos.

El pueblo de Israel no le importo esto y se fuero a hacer lo que ellos creyeron que era lo correcto, esto lo vemos en los versículos 43 y 44: “Y os hablé, y no disteis oído; antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová, y persistiendo con altivez subisteis al monte. Pero salió a vuestro encuentro el amorreo, que habitaba en aquel monte, y os persiguieron como hacen las avispas, y os derrotaron en Seir, hasta Horma”.

El resultado de no obedecer el NO al Señor fue una derrota humillante, así es la vida cristiana, cuando no obedecemos el NO del Señor siempre nos vamos a dar en la cara y venimos corriendo y llorando a decirle a Dios el ¿Por qué? de los resultados, cuando en realidad los únicos responsables de esos malos resultados somos nosotros al anteponer lo que nosotros creímos correcto a lo que Dios quería verdaderamente para nosotros.

En el versículo 45 dice: “Y volvisteis y llorasteis delante de Jehová, pero Jehová no escuchó vuestra voz, ni os prestó oído”. Que tremenda esta frase: “Jehová no escucho vuestra voz” y no es porque Dios este sordo, sino que El siempre sabe que es lo mas correcto para nuestra vida y nos lo expresa a través de muchas circunstancias, a través de personas, a través de predicaciones, alabanzas, etc. A través de muchas situaciones con las cuales nos quiere hacer entender su perfecta voluntad, pero lastimosamente somos rebeldes y confiamos mas en lo que nosotros creemos correcto que en lo que Dios quiere para nosotros.

Es momento de darle un alto a nuestra voluntad, es momento de que aunque sea duro tenemos que aceptar el NO de Dios, posiblemente nos costara mucho asimilarlo, pero mas vale asimilarlo que obtener malos resultados que nos pueden llevar a la derrota espiritual o a que Dios ya no escuche mas nuestro llanto, y no porque sea sordo, sino porque Dios anhela de nosotros que seamos obedientes a su Palabra para que no cosechemos malas experiencias que marcaran nuestra vida.

Posiblemente has estado clamando a Dios por una respuesta y hasta el momento te tiene en el ESPERAR, o posiblemente ya te dijo que NO, es momento de negarnos a nosotros mismos y aceptar la respuesta soberana y perfecta de Dios, El conoce a perfección tu vida y sabe que es lo mejor para ti, te invito a que aceptes su respuesta aun cuando esta no sea un SI, aprendamos a aceptar los NO de Dios y veámoslo como una bendición puesto que nos evitaran grandes derrotas.

Prefiero un NO de Dios que un resultado humillante lleno de soberbia y pecado.


Escrito en Mayo de 2009 para: www.destellodesugloria.org

3 pensamientos en “Cuando Dios dice: “NO”

  1. Pingback: Tweets that mention Cuando Dios dice: “NO” | Enrique Monterroza :: Sitio Oficial -- Topsy.com

  2. maria

    un cordial saludo y mis mejores deseos porque Dios siga bendiciendo su vida. sus posts son de mucha bendición Dios sabe que leyendolos he quebrantado mi corazón porque muchas veces le ha revelado los momentos por los que muchos de los lectores pasamos, le pido a Dios que siga siendo un instrumento de su gracia y de su amor como hasta ahora.

    Según lo que he leído entiendo que a veces no es la voluntad de Dios que sucedan ciertas cosas, pero quisiera preguntarle… es lícito ante los ojos de Dios luchar por tener un hijo? siempre he tenido esta duda si la voluntad de Dios para nuestras vidas siempre es buena agradable y perfecta, porque él permite que siga sin poder tener un hijo, creo que muchas veces ha visto mis lagrimas, mis anhelos, mis oraciones, y cuando leo estos post a veces pienso sera que Dios ya decidió que no pueda ser madre a pesar que eso me cause un profundo dolor y una vida triste ? Me encantaria que en algun momento pudiera escribir algo para aquellas parejas que estamos considerando un tratamiento in vitro.

    Muchas gracias por sus comentarios,
    atte.

    Maria
    Guatemala

  3. brenda

    Hola. muy buen articulo.

    pero quisiera saber como puedo identidicar cuandO la respuesta de Dios es un No. por que la duda es tormentosa. saludos y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *