Desesperado por ti

por | octubre 8, 2012

Desesperado por ti

por Enrique Monterroza

Tengo un hija muy hermosa de ahora un año con casi cuatro meses, mi pequeña Valentina es espectacular.

Las últimas semanas Valentina tiene una desesperación y una insistencia muy fuerte de estar siempre a mi lado. Cuando me ve siempre sale corriendo hacia donde este con tal que la tome y la cargue en mis brazos.

Paso casi todo el día con ellos, con Yamita, Uziel y Valentina, sin embargo para Valentina no es suficiente que pase todo el día con ellos, porque ella quiere estar todo el día conmigo.

A veces durante el día, cuando estoy cansado o me siento un poco estresado, voy a mi cuarto, cierro las puertas, me acuesto en mi cama y trato de descansar o ver alguna película que me distraiga un poquito de todo, sin embargo las últimas semanas se me ha hecho casi imposible descansar a solas, porque de pronto escucho cómo una mano pequeñita esta tocando la puerta de mi habitación y tanto es su insistencia que siempre termino abriendo esa puerta, cuando al otro lado me encuentro con una niña de menos de un metro de estatura con una sonrisa de oreja a oreja, poniendo unos ojitos de gato con botas pidiéndome en su corto lenguaje entrar y estar conmigo.

Soy sincero en reconocer que muchas veces he tratado de que no me vea, para poder descansar tranquilo, pero ella de una u otra forma se la ingenia para encontrarme y pedirme que la tome en mis brazos, ella lo que quiere es estar conmigo siempre, pareciera que esta desesperada por estar a mi lado y a pesar que a veces quisiera descansar, tenerla junto a mi es algo muy especial, no me importa si lo que quisiera es estar solo, su presencia alegra mi vida, su sonrisita sincera y sus pocos dientecitos me hacen el día, su insistencia por buscar el peligro me hace estar más pendiente de ella, pero su deseo de estar conmigo me hace sentir amado y querido.

Reflexionando en esto, Dios me hacia pensar sobre: ¿Qué tan desesperado o insistente soy para buscar su presencia?, ¿Cuánto tiempo en el día lo busco desesperadamente para estar con Él?, ¿Cuánto insisto en ir a buscarlo?

A veces se nos olvida que una de las razones por las que nos mantendremos de pie en esta lucha diaria es practicar la oración, es buscar a Dios, es mantener una relación muy cercana y personal con Dios.

¿Cuándo fue la última vez que buscaste de Dios insistentemente porque anhelabas su presencia o porque simplemente querías estar a solas con Él?, a diferencia de mi persona, Dios no trata de esconderse y nunca esta cansado, Él siempre esta disponible para todos nosotros, no importa el momento, no importa el lugar, no importa lo que en tu alrededor este pasando, Dios siempre está allí para ti y para mi.

Hoy quiero invitarte a reflexionar sobre el deseo existente (si lo hay) en ti de buscar a Dios diariamente, hoy quiero que reflexiones sobre cuanto anhelas estar en su presencia o cuanto insistes por buscarlo diariamente y si por alguna razón habías dejado de insistir o te estabas olvidando de pasar tiempo con Dios, hoy es un buen día para iniciar nuevamente ese hermoso hábito.

En los Salmos podemos encontrar muchas referencias sobre estar en la presencia del Señor:

Insistencia por estar en su presencia: “Tú eres el Dios de la vida, y anhelo estar contigo. Quiero ir a tu templo y cara a cara adorarte sólo a ti.” Salmos 42:2 (Traducción en lenguaje actual)

Sabiduría dada por estar en su presencia: “Sólo en ti se encuentra la fuente de la vida, y sólo en tu presencia podemos ver la luz.” Salmos 36:9 (Traducción en lenguaje actual)

Crecimiento por estar en su presencia: “Dios nuestro, en tu presencia la gente buena crece y prospera como palmeras bien plantadas, ¡como los cedros del Líbano!” Salmos 92:12 (Traducción en lenguaje actual)

Felicidad Plena al mantenerse en su presencia: “Tú me enseñaste a vivir como a ti te gusta. ¡En tu presencia soy muy feliz! ¡A tu lado soy siempre dichoso!” Salmos 16:11 (Traducción en lenguaje actual)

¿Quieres que Dios te de sabiduría?, ¿Quieres crecer espiritualmente?, ¿Anhelas la felicidad plena?, Entonces todo esto y mucho más encontrarás en su presencia.

No dejes de buscar de Dios, aparta cada día un tiempo para estar con Él, estoy seguro que ese tiempo siempre será muy bien recompensado, no hay nada mejor que estar en su presencia.

Seamos insistentes, que se note en nosotros una desesperación por no dejar pasar un solo día sin haber estado junto a nuestro Señor, hablando con Él en una intimidad real, en una relación personal verdadera.

¡Busquemos cada día a Dios, porque seguro lo encontraremos!

“Yo amo a los que me aman,

y me dejo encontrar

por todos los que me buscan.” 

Proverbios 8:17 (Traducción en lenguaje actual)

Escrito el 8 de Octubre de 2012

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

2 pensamientos en “Desesperado por ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *