El deseo de venganza es humano

por | agosto 1, 2010

Jehová salda tus cuentas

por Enrique Monterroza

“No digas: Yo me vengaré;
Espera a Jehová, y él te salvará”.

Proverbios 20:22

Todos en cualquier momento de nuestra vida hemos sentido el deseo de venganza, esto se original a través de lo que nosotros interpretamos como una injusticia, esto nos lleva a producir en nosotros un sentimiento que nos quiere impulsar a pagar con la misma moneda.

En si la venganza no es mala hasta cierto punto, pues Dios dice en su Palabra: “mía es la venganza…” (Romanos 12: 19), lo malo es que nosotros como seres humanos vemos la venganza como una oportunidad para pagar mal por mal y es ahí donde entramos en error, pues en un corazón en donde mora Cristo no debería haber deseos malos hacia otra persona y peor aun, pagar mal por mal.

Nuestro mismo Señor Jesucristo dijo: “Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian” (San Lucas 6: 27, 28). Esto contrasta con el sentimiento de venganza que muchas veces tenemos dentro de nosotros.

Ahora bien: ¿Estará correcto que tu como cristiano quieras vengarte o te vengues de alguien?, Definitivamente NO.

No es porque no quieras o porque no te lo merezcas, sino que la venganza no te corresponde a ti, posiblemente sientas deseos hasta cierto punto casi imparables de quererte vengar de alguien que te hizo mal, pero aun así no estarías haciendo la voluntad de Dios, no se trata de ser tontos y quedarnos con los males, sino de obedecer a quien obediencia merece, esto es a Dios.

Al igual que tu, yo muchas veces he sentido el deseo de vengarme de alguien que a lo mejor hizo daño a mi vida, a mi ministerio o a cosas que yo amo, pero aun cuando en mi corazón hay un vivo deseo de concretar la venganza tengo que detenerme, no porque la otra persona no se merezca el hecho de que yo me vengue, sino que mas vale obedecer a Dios y esperar en El que cobrar la justicia por tus propias manos.

Creo que si nosotros fuéramos los artífices de la justicia divina, muchas personas que nos han hecho daño ya estuvieran en lo mas profundo del infierno, pero Dios que es sabio no ha querido darnos ese privilegio a nosotros, sino que nos insta a que no lo hagamos y que lejos de eso aprendamos a ESPERAR EN EL.

Sinceramente a mi me llena este versículo y a la vez me fortalece puesto que el Señor nos dice: “Espera a Jehová, y él te salvará”, en pocas palabras: “No hagas nada, puesto que Dios hará TODO”.

Esta clase de versículos son aquellos que nos alienta y nos confortan, puesto que al saber que es Dios mismo quien nos dice que obrara, tenemos que tener la confianza de que El hará lo correcto pues es un Juez Justo.

Amado hermano, no se que situación puedas estar pasando, posiblemente has estado o estas a punto de tomar la justicia por tus propias manos, mas yo te digo en esta hora: “Espera a Jehová, pues el te salvara”, no te preocupes que delante de sus ojos nada se escapa y si alguien ha querido un mal para ti, Dios sabrá que hacer y todo mal que declaren para ti, El lo transformara en bendición, no temas, solo confía y espera, pues el no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta, así que si El lo ha dicho, entonces LO HARÁ.

Dios tiene TODO bajo control, nada mas no muevas tus dedos, déjalo todo en sus manos.


Escrito en Febrero de 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *