Habla con el Corazón

por | mayo 13, 2015

Habla con el Corazón

por Enrique Monterroza

Lo ideal sería que cada uno de nosotros diariamente habláramos con Dios, mantuviéramos una relación intima con El, una comunicación fluida.

Pero ocurre que a veces esa comunicación fluida se convierte en algo monótono, en algo que hacemos por costumbre y nos olvidamos de disfrutar esos momentos y de sentirlos a plenitud.

Hace dos días mientras viajaba hacia mi casa en mi vehículo, tuve una de esas experiencias únicas con Dios. De pronto comencé a hablar con Él, pero de una forma diferente, era mi corazón hablando, expresando lo que en ese momento sentía, siendo muy sincero y hablando de una forma que no era la normal.

De pronto, pude sentir una presencia hermosa de su Santo Espíritu que inundaba mi vehículo, las palabras de mi boca fluían cada vez con mayor sinceridad, sin duda era MI CORAZÓN HABLANDO.

El camino hacia mi casa, se hizo corto, pues no sentí el tiempo y puedo dar testimonio que después de ese momento todo mi panorama cambio, todo mi ser sintió una paz increíble y que realmente necesitaba.

En ese momento comprendí que a veces hay que hablar con el corazón, hay que dejar a un lado aquellas oraciones mecánicas y ya bien formuladas y darle rienda a lo que nuestro corazón tiene que decirle al Señor, porque cuando es el corazón el que habla, cada palabra que sale es sincera y si hay algo que le gusta a Dios es la sinceridad.

Quizá los últimos días te has sentido cargado por algo, quizá hay alguna situación que está causando que desvíes tu mirada del Señor, a lo mejor hay algo que esta robándote la paz, entonces es un bueno momento para HABLAR CON EL CORAZÓN.

No importa el lugar que sea, tú puedes expresarle a Dios lo que realmente tu corazón siente, no tienes que buscar palabras de diccionario para hablar con Él, no tienes que inventar una oración mecánica, simplemente DEJA QUE TU CORAZÓN HABLE.

Ve a un lugar, tu solo con el Señor y deja fluir lo que tu corazón tiene que decirle al Señor, estoy seguro que El inclinara su oído a tus palabras e inundara toda tu vida de una paz que sobrepasara tu entendimiento.

Solo asegúrate de ser lo más sincero posible y sobre todo: DEJA QUE TU CORAZÓN HABLE.

Estoy seguro que si lo haces tendrás una experiencia única y con la cual todo tu panorama cambiara, porque a veces es necesario salir de la rutina para tener esos hermosos encuentros con el Señor.

Este día:

“Habla con el Corazón”

“Dios bendice a los que tienen un corazón puro, pues ellos verán a Dios”.

Mateo 5:8 (Traducción en lenguaje actual)

Escrito el 23 de Febrero de 2011

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

9 pensamientos en “Habla con el Corazón

  1. maria lazo

    Asi es; lo que sale de la boca, proviene del corazón. Por eso limpiemos nuestro corazón de todo lo malo, para que de nuestra boca salga todo lo bueno que tenemos por dentro. Y para alabar a Dios, se necesita tener el corazón limpio. Dios le bendiga!

  2. Oriel

    Hola a todos mis hermanos en la fe. Hermano Enrique, muchas veces esto que dices que oramos a Dios por costumbre y entramos en lo que es la monotonía, estoy seguro que a todos nos ha pasado muchas veces. Y esas oraciones que son monótonas realmente no experimentamos la presencia del Señor, y nos olvidamos lo maravilloso que es estar en su presencia. Hace unos días, me pasó esto que dices, y me preguntaba yo mismo, ¿En qué le estoy fallando al Señor?, y tenía esto en mi mente, y la verdad es que no estaba tranquilo ni conforme conmigo mismo, estaba preocupado por esto, gracias al Espíritu Santo de Dios que mora en nosotros pude reflexionar y darme cuenta de que necesitaba buscar más de su presencia, tener, estar en intimidad y dejar al corazón expresarse con el con toda sinceridad. Hoy en la mañana, estuve orando al Señor, y pude sentir su presencia, pude abrirle mi corazón, y hablarle con toda sinceridad, allí pude sentir un pedacito del dolor del Señor por las almas que se pierden, y la verdad que es muy triste ver como Dios le ofrece a las personas necesitadas el verdadero amor y el regalo que el le da, y como las personas desprecian este regalo. Gracias mi hermano por todo, y que Dios te siga bendiciendo mucho. Tu hermano en cristo Oriel.

  3. carlos cisternas o.

    puedo decir amado hermano enrique es la palabra que necesitaba hoy dia y creo que todos hacemos oraciones que son rutina y lo asemejo a que mi hijo me hablara todos los dia lo mismo yo quiero oir algo nuevo de el saber como esta y como se siete cuales son sus anhelos Dios quiere estar con nosotros que podamos respiarar su presencia,bendiciones a todos

  4. OMAIRA RODRIGUEZ

    ES MUY BELLO LO QUE EXPRESAS ENRIQUE, Y MUY CIERTO NUESTRA ORACIÓN DEBE SER UN GOZO CON ÉL, DEBEMOS SOLO ALABARLO A ÉL Y REGOCIJARNOS EN SU PRESENCIA SIN DIRIGIRLE UNA ORACIÓN AUTOMÁTICA COMO SI LE ORDENARAMOS. A NUESTRO PADRE LE AGRADA QUE LE ADOREMOS EN ESPIRITU Y EN VERDAD Y QUE ESOS MOMENTOS QUE PASAMOS CON ÉL SEA DE ADORACIÓN DE LO DEMÁS SE ENCARGA ÉL.ES MARAVILLOSO E INDESCRIPTIBLE ESTAR EN LA PRESENCIA DE DIOS. DIOS TE BENDIGA HERMANO.

  5. albany

    esto fue lo que pude experimentar esta mañana con el Señor, antes de leer este mensaje.. y le decia que queria que de mi fluyeran las mas hermosas palabras para El queria que mi corazon fluyera en adoracion en alabanza (reconocimiento) hacia El y esto es algo que solemos perder por lo que dice ud.. la monotonia, el hacer oraciones mecanicas.. Hoy se que Dios escucho mi corazon hablandole.. y se que de ahora en adelante volvera a fluir en alabanza hacia El.. 😀

  6. jose luis gonzalez

    gracias hermano por su mensaje bendita sea la presencia de nuestro señor JESUS en nuestra vida y todo nuestro ser.bendiciones y saludos para usted y toda su familia

  7. flor

    Asi es, yo tambien lo he experimentado y es tan hermoso sentir esa paz, dentro de uno, gracias mi dios por estar a mi lado.

  8. Edgar Paau

    gracias mi estimado hermano por esta reflexión, proverbios 4:23 declara lo que usted escribe. lo felicito y siga adelante con la bendición de Dios. slds.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *