La Perla de Gran Precio

por | octubre 16, 2010

La Perla de Gran Precio

por Enrique Monterroza

“También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró”.

San Mateo 13: 45, 46

Recuerdo la primera vez que medite sobre este pasaje bíblico, era un momento especial, después de tocar mi guitarra y cantar unas alabanzas de adoración, comencé a explicarle aun grupo de jóvenes en su mayoría inconversos lo que Dios quería para sus vidas.

Ocho años después medito sobre este pasaje y me doy cuenta que para obtener la salvación se necesita una acción, además de la fe sin la que nadie puede agradar a Dios.

Cuando hablo de acción no me refiero a que la salvación la ganas por obras, pues la salvación es por gracia y no por obras para que nadie se gloríe, pero para poder alcanzar esa salvación se necesita una acción, esa acción que nos lleva a vender todo lo que tenemos por tal de comprar esa perla preciosa.

Ahora explico esta parábola:

El mercader que busca buenas perlas, somos todos aquellos que en momento determinado de nuestra vida andábamos buscando un sentir real para vivir, somos aquellos que quizá probamos de todo en el mundo y nada pudo llenar nuestro corazón, somos aquellos que andábamos buscando la verdad.

Cuando hallamos la perla preciosa llamada salvación y por ende el reino de los cielos por toda una eternidad necesitamos hacer una acción, esa acción es vender todo lo que tenemos para comprar esa perla. ¿Qué significa vender todo lo que tenemos?, significa hacer aun lado todo aquellos que no nos permite alcanzar la gloria eterna, llamase pecado, falta de fe u otra situación que nos puede impedir el obtener esta perla preciosa.

Amado hermano, la salvación y vida eterna que Dios regala se basa en negarnos a nosotros mismos, se basa en renunciar a nuestra vida de pecado para comenzar a experimentar la vida sobrenatural que Jesús te ofrece, nadie, absolutamente nadie puede entrar al cielo con pecado, es necesario deshacernos de todo lo que tenemos para poder optar por esa perla preciosa.

¿Qué es mas importante?, ¿80 años de pecado acá en la tierra o una eternidad en el Cielo?, ¿Placeres terrenales de toda clase durante tengamos vida humana o experimentar la eternidad alabando a Dios?

Si tu no estas dispuesto a realizar la acción de deshacerte de todo aquello que te es un obstáculo para adquirir la perla preciosa, no serás digno de entrar al reino de los cielos. Es necesario que dejemos todo aquello que nos impide alcanzar la perla preciosa, no vaya a ser que la venida del Señor sea en el momento menos pensado y nosotros nos quedemos con nuestras pertenencias antiguas como lo es el pecado y no podamos adquirir la perla preciosa que nos hará heredar la vida eterna.

La Perla Preciosa esta disponible para todos aquellos que la puedan adquirir.

Escrito en Abril de 2009 para: http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

2 pensamientos en “La Perla de Gran Precio

  1. nancy

    a veces no queremos ver el alto precio que pago Dios por nosotros somos sus perlas sus diamante un dia lei que a la ostra le cae una arena dentro y le da tanta irritacion que le segrega un liquido que la convierte en una perla y ademas preciosa, que bello es nuestro DIOS

  2. Carlos Herrera

    Muchas besces no dejamos todas a quellas cosas que nos a partan del Señor y no vemos el ejemplo de Cristo que siemdo rico se iso pobre quiere desir que lo dejo todo porti y mi no sigamos asia el avismo del imfierno Dios ya te Bemdijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *