Los hombros de mi Padre

por | agosto 11, 2011

El Mejor sitio para Descansar

por Enrique Monterroza

Escrito en Noviembre de 2009

“Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso”.

Éxodo 33:14

Mi hijo Uziel tiene dieciséis meses y medio, parace que el tiempo va corriendo rápido porque cada vez lo veo mas largo y grande, no hay día que no me saque una sonrisa, sin lugar a dudas Dios me bendijo con su vida.

Las últimas noches Uziel no ha podido dormir bien, se ha despertado llorando y en algunas ocasiones he tenido que pasar largo rato paseándolo para que se duerma.

Hoy en la madrugada mientras me levantaba y lo tomaba en mis brazos vi el reloj y aun no eran las cuatro de la mañana cuando comencé a pasearlo, lo recosté en mi hombro y comencé a caminar. Pareciera que mis hombros son el lugar perfecto para que el descanse, pues desde el momento que se recuesta en alguno de ellos llega una paz a su vida que puede quedarse dormido por todo el tiempo posible sin despertar.

Y es que seguramente Uziel se siente seguro cuando lo tengo en mis brazos y recuesta su cabeza sobre mi hombro. Luego de un periodo de tenerlo y creyendo que esta lo suficientemente dormido como para volver a recostarlo en su cama, trato de dárselo a mi esposa para que ella lo recueste y siga durmiendo en su camita, pero en el momento que lo saco de mi hombro pareciera que se desconecta de la paz y no se siente tranquilo. Mientras esta en su cama vuelve a moverse sin poder quedarse dormido. Mientras lo observo y veo que no puede dormir, le digo a mi esposa que me lo de nuevamente y comienzo a caminar mientras lo sostengo con mis brazos y el recuesta su cabeza en mi hombro y la paz sobre su vida vuelve.

Son casi las cinco de la mañana y yo todavía paseando a mi hijo, mi esposa me ha pedido en varias ocasiones que lo recostemos en su cama porque ya esta dormido, mientras yo le digo NO moviendo mi cabeza, y es que a pesar de que se que dentro de algunas horas tengo que levantarme temprano para ir a trabajar, no me importa no dormir lo suficiente, porque prefiero que duerma él. Mientras camino de un lado a otro, me doy cuenta que Dios estaba ministrándome en ese mismo momento, mis ojos se llenan de lagrimas y me doy cuenta lo importante que es recostar mi cabeza en los hombres de mi Señor, de mi Dios, para poder descansar en paz.

Si amado hermano, no hay otro lugar mas apropiado o mejor dicho no hay otra acción que te llene de tanta paz y descanso como recostar tu cabeza en los hombros de tu Padre, te aseguro que a Él no le importara pasar un largo periodo de tiempo paseándote, arrullándote, esperando que descanses lo suficiente.

La vida muchas veces nos lleva apresurados, perdemos la paz y la tranquilidad, la desesperación esta a la vuelta de la esquina y por un momento no entendemos el porque de todo esto, pero en esos momentos de adversidad en donde la paz se a ocultado tienes que ir a tu Padre Celestial, permitir que El te tome en sus brazos y tu recuesta tu cabeza en su hombro, te aseguro que la paz y la tranquilidad volverá a tu vida, porque Dios cuida de ti y si estas en sus brazos y recostado en su hombro, no hay nada que temer DESCANSA TODO LO QUE PUEDAS.

Ya esta amaneciendo, dentro de un par de horas tendré que estar en mi trabajo, Uziel esta totalmente dormido, ahora si se lo puedo dar a mi esposa para que lo recueste en su camita, ella lo toma, lo recuesta y Uziel esta totalmente dormido, esta listo para seguir descansando en su camita, mientras yo me voy a terminar de dormir unos minutos mas para tratar de descansar, no sin antes haber sentido una ministración en mi vida sin igual, sin duda Dios me ministra de mil formas, en mi corazón queda el deseo de escribir de esto, porque se que Dios le hablara a mas de alguno, así como a mi me hablo.

DESCANSA en los hombros de tu Padre y te aseguro que sobre tu vida vendrá una paz sobrenatural que calmara tu vida y te hará libre.

Escrito el 8 de Noviembre de 2009

Escrito para www.devocionaldiario.com

6 pensamientos en “Los hombros de mi Padre

  1. Sara

    Hno. Monterroza: hoy tuve un día particularmente frustrante, mientras manejaba hacia mi casa me detuve un momento, y me puse a llorar, y me di cuenta que me había estresado demasiado con un montón de cosas que me toco hacer, y que al final, no sirvieron de nada practicamente… asi que le oré a Dios y le pedí que por favor me devolviera la calma, y recorde esas palabras de Jesús cuando dijo: mi paz os dejo, mi paz os doy no como el munda la da, yo os la doy… aún asi cuando llegue a mi casa no me podía tranquilizar del todo, me sentía ansiosa, hasta de mal humor, entonces me vine a leer el devocional de hoy en su página, y me encuentro con estas palabras… no se imagina cómo me han ayudado!! ahora estoy llorando pero de agradecimiento a Dios, El es tan real y personal… nunca nos falla, escucha los pensamientos más profundos, aquellos que no les decimos a los demás por pena o falta de confianza… de veras gracias por transmitirnos este mensaje tan especial de parte de Dios…

  2. Arien

    Gracias hermano, este mensaje en particular tiene mucho que ver conmigo por ser padre y pasar por esos mismos momentos que describes. Es maravilloso tener la oprtunidad de aprender de la pureza y el amor de Dios a través nuestros pequeños. Hay una lección en cada momento. Yo lamento no haber tenido más fuerzas en ocaciones y haber apoyado mucho más a mi esposa en esos momentos con esa sublime tarea, pues no fue suficiente.

  3. JOSE LUIS GONZALEZ

    bendiciones hermano enrique por su mensaje de este dia el cual me ha ministrado grandemente ya que a veces el afan ,la ansiedad, el estres nos saca de la paz que siempre deberiamos tener,gracias jesus porque nos haz dejado tu paz no la paz del mundo porque sino estariamos peor.pero gracias a dios que todos los dias nos ayuda y nos conforta.dios los bendiga a todos,amen.

  4. aNDREA

    Gracias Enrique, sorprendentemente pase algo similar a tu bebe Uzielm esta noche no podia dormir, y me la pasaba llorando por un insidente q me sucedio q no me dejaba trankila, q tenia mia alma abatida, y cuando lei tu devocional, comprendiq Dios me trato de decir q descanze en el, q Él lo tiene todo controladoo, =) graciiias, mi alma respira libremente de nuevo

  5. Marisol

    Hermoso mensaje, no hay mejor escondedero y refugio, no hay mejor descansadero, que recostarnos en nuestro Dios, gracias por sus enlaces, son maravillosos, llenan, son consuelo. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *