Mi Primer Privilegio

por | marzo 30, 2010

Mi Primer Privilegio

por Enrique Monterroza

“Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”

Mateo 25: 23

¿Quien no recuerda su primer privilegio en la Iglesia?, ese día es inolvidable, las ganas de hacer algo para Dios sobraban y el corazón tan agradecido quería de alguna forma pagar lo que Dios había hecho.

Este día leía una carta de una hermanita que me comentaba que había comenzado a servirle al Señor en su congregación y casualmente fue con el mismo privilegio que yo comencé a servir al Señor ya hace algunos años.

Corría el año noventa y ocho cuando por Junio y Julio de ese año había pasado capacitandome para servir al Señor en el área infantil. Todavía recuerdo como si fuera ayer ese domingo de Agosto de mil novecientos noventa y ocho; llegue muy temprano a la congregación que me vio nacer porque tenia que cumplir mi primer privilegio.

primer privilegioMe habían delegado ser ayuda del maestro que impartiría la clase a niños de nueve a once años. Mi tarea era sencilla, solo tenia que estar atento para que los niños no hicieran demasiado desorden a la hora que el maestro impartía la clase, ademas de llevar y traer niños del baño, eso era todo, pero no te mentiré que yo me sentía orgulloso de mi privilegio, en ese momento era el joven mas feliz sobre la faz de la tierra, me sentía muy importante y útil para la obra del Señor.

En ese entonces comenzaba mi vida de servicio al Señor, ese año Dios me abrió muchas puertas, fue el año que Dios me catapulto a dedicar mi vida al servicio del Señor. Fue en ese año que Dios me regalo un lema para mi vida y mi servicio a El, mi lema es y siempre sera: “Si en lo poco le soy fiel, en lo mucho me pondrá”.

Mi primer privilegio jamas lo olvidare, a lo mejor no hacia gran cosa, a lo mejor no estaba a cargo de nada, pero mi corazón se sentía y se siente honrado de poder aportar mi granito de arena para la obra del Señor.

Este día quiero motivarte al servicio a Dios, no se si realmente estas sirviendo al Señor o simplemente eres un espectador de como los demás se deleitan sirviendo mientras tu solo eres uno mas a quien sirven.

Hoy quiero invitarte a que acciones, a que busques a tu pastor o líder mas cercano y le puedas decir: “Yo quiero servir”, no estamos acá para ser simples espectadores ni mucho menos solo para calentar sillas, ve y has cualquier tarea que se te designe, por mínima que tu la catalogues para el reino de los cielos sera una gran obra.

Personalmente he hecho de todo, desde ser ayuda del maestro del ministerio infantil, así como limpiar sillas antes de la reunión, cuidar vehículos y toda clase de privilegios que para la mayoría son pequeños pero que para el reino de los cielos son grandes. Porque los verdaderos servidores no se demuestran en los “grandes” privilegios, sino en los que todos consideran “pequeños”.

Dios ve tu corazón, El sabe con que intención estas realizando esa obra, El mejor que nadie conoce tu corazón y si ve en el que estas siendo fiel en lo poco, entonces te pondrá en lo mucho. No esperes grandes cosas desde un inicio, todo se gana con trabajo, esfuerzo y fidelidad, Dios que ve lo que nosotros no podemos ver, te recompensara.

Termino con una frase que tengo en este momento en mi corazón y mi mente:

Los “grandes” privilegios cualquier los puede realizar, pero los “pequeños” privilegios solo los pueden realizar los grandes servidores.

Escrito el 30 de Marzo de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

4 pensamientos en “Mi Primer Privilegio

  1. MARIANELLA

    Me gustaria servir en mi iglesia pero trabajo, y tengo 2 niños, el tiempo no me alcanza, a veces he deseado ir al grupo familiar y es tal el cansancio que no me motiva a salir de mi casa.

    Enviame una palabra de aliento, a veces siento que no doy la talla para lo que Cristo ha hecho por mi.

  2. eenrique Autor

    Amada hermana

    Dios conoce su corazon y sabe muy bien las intenciones que hay en el. Si usted anhela servir al Señor, pero por el momento no puede, no se preocupe, que Dios ve su intencion de servirle y le dara el tiempo para que pueda hacerlo.

    No crea en la mentira de Satanas de que usted no da la talla para lo que Cristo ha hecho por usted. Dios le ha dado vida y la ha librado del pecado a cambio de nada, TODO es por Gracia, ahora por agradecimiento nosotros tenemos que vivir para El y si podemos servirle pues seria magnifico.

    No se preocupe, Dios le dara poco a poco el tiempo para que pueda servirle, tambien le invito a que trate de administrar su poco tiempo de la mejor manera, pueda que tratandolo de administrar bien se de algun momento en donde usted pueda servirle al Señor.

    Saludos y estoy para servirle.

    Atte.

    Enrique Monterroza

  3. MARIANELLA

    Gracias, eres de gran bendicion y motivacion para mi vida.

  4. LINITA

    Servir a Dios es un verdadero privilegio…ya lo hize y creeme que siento que mis manos dia a dia son de mas bendicion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *