Miedo al fracaso

por | enero 14, 2016

Miedo al fracaso

por Enrique Monterroza

Muchos de nosotros en más de alguna ocasión hemos tenido miedo al fracaso. Es ese sentimiento de disconformidad que existe en dentro de nuestro ser, que nos hace temer al resultado negativo de lo que queremos o estamos emprendiendo.

En muchas otras ocasiones quizá hemos tenido miedo de lo que pasara en nuestra vida, quizá porque hemos estado orando por algo en especial y aun no hemos visto una respuesta a lo que desde hace mucho tiempo esperamos.

El miedo no es algo nuevo, fue de las primeras emociones o sentimientos que se reflejaron en la vida del hombre. Cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios se escondieron de su presencia, y cuando Dios le pregunto dónde estaba, Adán respondió: “El hombre contestó: —Te oí caminando por el huerto, así que me escondí. Tuve miedo porque estaba desnudo.” Génesis 3:10 (Nueva Traducción Viviente).

El miedo es hasta cierto punto normal, miedo a malos resultados, miedo a no recibir lo que esperamos, miedo a morir a pesar que sabemos que si morimos somos del Señor y tenemos una vida eterna esperándonos, sin embargo por algún razón tenemos la facilidad de sentir miedo a diferentes situaciones de la vida.

La Biblia narra un episodio único, en donde Jesús sube a una barca junto a sus discípulos después de predicar a multitudes, entonces dice la Biblia: “Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua.” Marcos 4:37 (Nueva Traducción Viviente).

Algunos de los discípulos eran pescadores experimentados, sin embargo por alguna razón comenzaron a tener miedo de morir. Curiosamente Jesús quien iba en esa misma barca iba dormido: “Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron”. Marcos 4:38 (Nueva Traducción Viviente).

Los gritos de los discípulos además de reflejar miedo, reflejaban la falta de seguridad en cuando al cuidado de Jesús sobre los suyos. Y es que a veces parecerá que Jesús está dormido y nosotros estamos pelean contra las olas y el fuerte viento, quizá en esos momentos lo que más quisiéramos es que Él se dé cuenta de nuestra ardua lucha, se levante y haga algo, sin embargo en algunas ocasiones simplemente esperara, ¿Por qué?, pues no lo sé, pero lo que sí sé es que a Él no se le escapa ningún detalle. Por muy fuerte que parezca la tormenta y por mucho que creamos que moriremos en ella, Jesús “despierta” siempre a tiempo: “Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma” Marcos 4:39 (Nueva Traducción Viviente).

Jesús hizo un acto sobrenatural, era un milagro extraordinario, los discípulos estaban presenciando algo único y especial, Jesús estaba calmando todo aquello que hasta hace pocos segundos era una enorme amenaza para la vida de los tripulantes de esa barca y es que si Jesús esta en tu barca, ten la seguridad que NO TE HUNDIRÁS.

Jesús luego de hacer ese maravilloso milagro les dice: “Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?»” Marcos 4:40 (Nueva Traducción Viviente).

A través de estas palabras de Jesús yo entiendo y aprendo una cosa:

La FE es el antídoto para el miedo.

Quizá estés a punto de emprender un nuevo proyecto en tu vida, quizá ahora comenzaras a hacer lo que siempre quisiste hacer, pero al mismo tiempo tienes una sensación de miedo al fracaso, miedo a lo que va a pasar, miedo a los resultados que obtendrás, sin embargo, no importa lo que emprendas, cuando Jesús va en tu barca, entonces NO HAY QUE TEMER, solo mucho que confiar.

Quizá te encuentres en medio de una de las tormentas más difíciles de tu vida y Jesús pareciera que está dormido, sin embargo, aun dormido, sigue estando allí en la barca y esa es la única garantía que necesitas para saber que te irá bien.

En la vida nos enfrentaremos a muchos episodios que nos infundirán miedo, temor y toda clase de sentimientos que nos querrán hacer fracasar, sin embargo con Jesús en nuestra barca no hay nada que temer, solo mucho que confiar, pues la fe es el antídoto exacto para el miedo o el temor.

Aunque muchas veces pienses que te cuesta creer o confiar en lo que Dios va a hacer, no lo hagas en base a circunstancias que estás viviendo o al panorama que estás viendo, sino en base a su PALABRA que es IRRUFATABLE, Dios es quien te cuida, quien te guarda y quien no te dejara que te hundas, porque si Él va en tu barca, entonces NO IMPORTA LA TORMENTA.

¿Miedo al Fracaso? ¡No!

¿Fe en lo que Dios hará? ¡Sí!

Escrito el 25 de Junio de 2012

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

4 pensamientos en “Miedo al fracaso

  1. carlos alvarado

    esta pagina me ha ayudado mucho,ya que su mensaje es sencillo,estoy buscando a dios…….me faltaba esa fe que se que la voy encontrar en oracion bendiciones para todos .

  2. MARIA AUXILIADORA

    Voy a confiar que EL va el mi barca , estoy emprendiendo un proyecto en mi vida que nunca imagine . EL SEÑOR LO BENDIGA GRANDEMENTE SU MINISTERIO Y FAMILIA !!!!

  3. Daniela

    amén esa era la palabra que estaba necesitando, ya que me encuentro en una situación en la cual necesito una respuesta de parte de Dios y todavia no la ha respondido, en donde tengo que tomar una decisión importante en mi vida y la verdad tengo un poco de incertidumbre de lo que va a pasar y si digo que tengo un cierto temorsito al fracazo.

    grave este mensaje en mi computador para cuando me vengan pensamientos tormentosos leerlo nuevamente las veces que sea necesario para sentir animo y descanso en el señor.

    gracias hermano monterroza. muchas bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *