No tenga tu corazón envidia de los pecadores

por | Enero 8, 2011

Persevera en el temor de Jehová todo el tiempo

por Enrique Monterroza

“No tenga tu corazón envidia de los pecadores, Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo; Porque ciertamente hay fin, Y tu esperanza no será cortada”.

Proverbios 23: 17, 18

El sábado pasado leía estos versículos y realmente impactaban mi vida y por esa razón quiero compartir contigo lo que Dios puso en mi corazón:

Definitivamente hay momentos en la vida en los cuales vemos como los pecadores, aquellos que no tienen temor de Dios, se “deleitan” a su manera en el pecado y en momento determinado nos hemos sentido tentados a “deleitarnos” como ellos.

No me vayan a decir que nunca se han sentido tentados a caer en pecado, porque fueras el más mentiroso de todo el mundo. TODOS absolutamente todos en momentos determinados nos hemos sentido tentados a caer en pecado, más cuando vemos que aquellos que no son cristianos practican a diestra y siniestras esos pecados y no obtienen consecuencias.

Pero el proverbio nos da una lección y no solo eso, sino que nos recuerda algo importante que en esos momentos de aparente “deleite” nadie se pone a pensar, y es el hecho del resultado final de esas acciones.

El hombre puede andar en pecado todo el tiempo que quiera, pero no debe olvidarse de que con eso esta desagradando a Dios y que tarde o temprano cuando llegue su fin le espera un lago de fuego que arde, el cual es su premio a su manera de vida en la tierra.

Y no es que Dios sea un tirano el cual quiere ver que todos se vayan para el infierno, sino que nos da el libre albedrío para elegir nuestro destino, sabiendo de antemano que perseverar en el temor de Jehová todo el tiempo nos dará un fin soñado, uno de esos en donde termina con un final feliz, pero que triste es saber que a los malos nunca les va bien, que a pesar de que aprovechan el momento y se dejan llevar por lo que en el momento sienten dándose a pecar deliberadamente, les espera un final para nada deseado, de esos que nadie quisiera afrontar, pero que lastimosamente fue forjado a base de acciones en contra de la voluntad de Dios.

Amado hermano, tu puedes ver al pecador que aparentemente es feliz revolcándose en su pecado y hasta cierto punto puedas sentir envidia de su estado, pero déjame decirte que su fin será muy triste y que es preferible perseverar en el temor a Dios y heredar una vida eterna, que vivir 70 años sin Dios y pasar otra eternidad alejados de El en el peor lugar preparado en un inicio a Satanás.

Es por esa razón que te invito a que perseveremos en hacer la voluntad de Dios aunque muchas veces sintamos que no podemos más o que las fuerzas se acaban, NO DESMAYES, porque tu final será un final soñado, pero persevera, hazlo porque la sangre que Cristo derramo por ti vale la pena.

Posiblemente los últimos días te has sentido tentado a caer en pecado, ese pensamiento que te quiere llevar a la derrota a estado ahí y has tenido una lucha entre hacer lo correcto o no hacerlo, pero en esta hora te digo: NO LO HAGAS, no vayas tras el pecado, no te dejes vencer por los pensamientos pecaminosos que te quieren llevar a la derrota, al contrario, renueva tu mente a través de la oración, de la lectura de la Palabra, de la Alabanza, de la Adoración a Dios, sumérgete en el río de su Espíritu Santo y renuévate como el Águila, pues Dios te quiere dar nuevas fuerzas HOY.

El Perseverar en el Temor de Dios te traerá mejores resultados que el perseverar en el pecado.

Escrito el 26 de Mayo de 2009

Para: www.destellodesugloria.org

7 pensamientos en “No tenga tu corazón envidia de los pecadores

  1. maría lazo

    La alegría es pasajera; pero el gozo en el Señor es permanente. Por ello los cristianos tenemos que fijarnos es en la meta, no mirar hacia los lados, para que nada nos distraiga. Dios le bendiga!

  2. Victoria

    A veces cuando estamos pasamdo por momentos muy dificiles, y vemos que a las personas del mundo les esta yendo bien, uhi es ahi que quisieramos renunciar, y decimos ¿porqué a ellos si y a mi no, si yo sigo a Dios, si yo tengo a Cristo en mi corazón?, hacemos preguntas y cuestionamientos que al final reciben su respuesta, solo esperar en Dios y confiar en él nos hace vencedores. “PORQUE SOMOS MAS QUE VENCEDORES EN CRISTO JESUS””TODO LO PODEMOS EN CRISTO QUE NOS FORTALECE”” ESTAD QUIETOS Y CONOCEREIS QUE YO SOY DIOS”…AMEN

  3. Elena

    Muchos saludos Pastor yo siempre me hago una pregunta, ¿porque la gente que hace daño triunfa? perdone por este comentario

  4. eenrique Autor

    Bendiciones Elena

    Creo que la respuesta nos la da el Salmos 73

    Salmos 73 (Traducción en lenguaje actual)

    Libro 3

    ¡Qué bueno es Dios!

    Himno de Asaf.

    1 Dios es muy bueno con Israel
    y con la gente sincera.
    2 Yo estuve a punto de pecar;
    poco me faltó para caer,
    3 pues me llené de envidia
    al ver cómo progresan
    los orgullosos y los malvados.
    4 ¡Tan llenos están de salud
    que no les preocupa nada!
    5 No tienen los problemas de todos;
    no sufren como los demás.
    6 Se adornan con su orgullo
    y exhiben su violencia.
    7 ¡Tan gordos están
    que los ojos se les saltan!
    ¡En la cara se les ven
    sus malos pensamientos!
    8 Hablan mal de la gente;
    ¡de todo el mundo se burlan!
    Tan grande es su orgullo
    que sólo hablan de violencia.
    9 Con sus palabras ofenden
    a Dios y a todo el mundo.
    10 ¡Pero hay gente que los consulta
    y cree todo lo que dicen!
    11 Piensan que el Dios altísimo
    no lo sabe ni llegará a saberlo.
    12 ¡Así son los malvados!
    ¡No se preocupan de nada,
    y cada vez son más ricos!
    13 ¡De nada me sirvió hacer el bien
    y evitar los malos pensamientos!
    14 ¡Esos malvados
    me golpean a todas horas!
    ¡En cuanto amanece me castigan!
    15 Si hubiera pensado como los malvados,
    habría traicionado al pueblo de Dios.
    16 Traté de entender esto,
    pero me resultó muy difícil.
    17 Entonces fui al santuario de Dios,
    y fue allí donde entendí
    cómo terminarán los malvados:
    18 Dios los ha puesto en peligro,
    y van hacia su propia desgracia.
    19 En un abrir y cerrar de ojos
    terminarán por ser destruidos;
    el terror acabará con ellos.
    20 Cuando Dios entre en acción,
    hará que sean olvidados
    como se olvida una pesadilla.
    21 Dios mío,
    yo estuve muy afligido;
    me sentí muy amargado.
    22 He sido muy testarudo;
    me he portado mal contigo:
    ¡me he portado como una bestia!
    23 A pesar de todo,
    siempre he estado contigo;
    tu poder me mantiene con vida,
    24 y tus consejos me dirigen;
    cuando este mundo llegue a su fin,
    me recibirás con grandes honores.
    25 ¿A quién tengo en el cielo?
    ¡A nadie más que a ti!
    Contigo a mi lado,
    nada me falta en este mundo.
    26 Ya casi no tengo fuerzas,
    pero a ti siempre te tendré;
    ¡mi única fuerza eres tú!
    27 Los que se apartan de ti
    acabarán por ser destruidos;
    los que no te sean fieles
    acabarán perdiendo la vida.
    28 Pero yo estaré cerca de ti,
    que es lo que más me gusta.
    Tú eres mi Dios y mi dueño,
    en ti encuentro protección;
    ¡por eso quiero contar
    todo lo que has hecho!

  5. Pingback: Tweets that mention No tenga tu corazón envidia de los pecadores | Enrique Monterroza :: Sitio Oficial -- Topsy.com

  6. Claudia

    Eso es verdad….los que caen en pecado lo invitan a uno a hacerlo y se lo venden como lo mas natural del mundo, mi ex me insistia en que tuvieramos relaciones y yo le decia que no y el me refutaba diciendo que era natural que todas las parejas mantenian relaciones y yo le decia que estaba equivocado y que cualquier lider espiritual le podia aclarar ese punto si queria pues yo simplemente seguia la voluntad de Dios, no necesito decir que ese fue el motivo x el cual terminamos la relacion. Aunque el mundo nos diga que estamos pasados de moda por no seguir lo que ellos hacen es una mentira del enemigo.. Bendiciones!!!

  7. Claudia

    Que bonito el salmo, que edificante…..gracias por compartirlo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *