Pasión

por | diciembre 26, 2012

Pasión

por Enrique Monterroza

“Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento”

Marcos 12:30 (Reina-Valera 1960)

Sentarte y recordar aquellos momentos preciosos que pasabas con el Señor, traer a la memoria esos instantes en los cuales sentías que casi volabas, recordar las lagrimas de alegría que antes brotaban de tus ojos como consecuencia de su presencia sobre tu vida, ¡Que lindos momentos!

Esos bellos episodios en los que servías sin ningún prejuicio, en donde te preparabas antes de ir al servicio, en donde orabas para que Dios te respaldara; recordar aquellas cosas que hiciste con un corazón sincero y agradecido, lo mucho que pudiste bendecir a mas de alguno, lo mucho que te esforzabas por hacer lo que Dios te había enviado a hacer.

Recordar como podías levantar tus manos sin ningún problema, sin cansancio alguno y sin que se convirtiera en monotonía, sino que disfrutabas de esas preciosas alabazas, rendirte ante la adoración, disfrutar de su presencia, ¡Vaya que recuerdos más hermosos!

Ahora reflexionas sobre tu vida actual, totalmente diferente a lo que estabas recordando, ¿En qué momento paso?, ¿Cómo sucedió?, ¿En qué momento dejaste de ser aquella persona con un corazón sencillo?, ¿Qué te ocurrió?, ¿Dónde está el hambre de Dios que tenias?, ¿Dónde quedo la pasión que sentías?, ¿Qué se hizo el agradecimiento por el cual servías?

Poco a poco sin darte cuenta, fuiste perdiendo la pasión que sentías, se fue enfriando tu anhelo de servirle, cuando antes le prometías una y otra vez que le servirías por toda tu vida sin reservas ni condiciones.

Quizá una respuesta que nunca llego fue la que te hizo poco a poco alejarte de Él, quizá alguien te dijo algo que jamás pudiste superar y eso te hizo poco a poco alejarte de aquella comunión que antes tenias con el Señor. A lo mejor te fijaste más de la cuenta en alguien que te defraudo y como consecuencias decidiste no seguir el ritmo que antes llevabas.

Pueda que una desilusión te llevo a convertirte poco a poco, en ese hombre o en esa mujer que ahora camina solo porque da pasos, vive solo porque su corazón sigue palpitando, pero a lo mejor te sientes vacio o vacía, sin un propósito claro y sin ningún anhelo en ti, ¿Qué paso? ¿Cuándo sucedió?, ¿Qué fue de ti?, ¿Qué de aquella persona que un día conoció al Señor?

En la vida nos enfrentaremos siempre a situaciones que querrán robarnos nuestros sueños, nuestros anhelos, la pasión por la que hacemos las cosas, siempre, léelo bien, siempre habrán cosas que nos querrán robar nuestro gozo, nos querrán alejar del propósito, y sobre todo nos querrán hacer infelices, pero: ¿Lo permitirás?, ¿Dejaras que el enemigo te saque ventaja?, ¿Permitirás que se ría en tu cara y que se burle de ti?

¡No!, tu no fuiste llamado para ser la burla del enemigo, tú has sido llamado a grandes cosas, el potencial que hay en ti es capaz de derribar las murallas más duras del reino de las tinieblas y el diablo lo sabe, el enemigo sabe lo que eres capaz de hacer cuando estas al lado del Señor, por esa razón está tratando por todos los medios posibles de alejarte de su propósito, te teme, tiene miedo de lo que eres capaz de hacer y por lo tanto trata de apagar la pasión que hay en ti, pero esa pasión por Dios es mayor que cualquier caída, que cualquier tropiezo, que cualquier equivocación, que cualquier cosa que quiera alejarte de lo que Dios tiene para ti.

Hoy es el día de despertar, es el día de comprender que debes volver a tomar tus armas en el Señor e ir a luchar por lo que crees, por lo que amas, por lo que siempre soñaste, por lo que Dios un día te prometió, ¡Es hora de levantarse de esa etapa sombría!

No puedes negar que tu vida arde de pasión por Dios, amas a Dios sobre todas las cosas, tú sabes que el amor que sientes hacia Dios es mayor que cualquier otra cosa, por lo tanto, no puedes rendirte, no puedes rescindir de tu llamado, tienes que levantarte e ir a donde Dios te ha enviado, es momento de tomar el lugar que se te fue delegado y comenzar a hacer destrozos en el reino de las tinieblas, porque fuiste llamado para ser de bendición.

Vuelve a posicionarte en el lugar que te corresponde, vuelve a amistarte con Dios, comienza de nuevo, que en tu vida se reedifique un altar a Dios, que tu comunión con Él sea mejor de lo que un día fue, Dios te da la capacidad para rehacer todo en tu vida espiritual, solo tienes que dejar que te tome de su mano y camina con Él.

Hay una pasión por Dios que arde en tu corazón, esa que te impulsa a levantarte este día y a comenzar de nuevo, esa que no te deja acostumbrarte a lo que no eres, esa pasión que te impulsa a tomar el lugar que te corresponde como hijo de Dios y que te llevara a conquistar lo que creías imposible de conquistar, porque a su lado todo es más fácil.

¡Tú corazón y el mío arde de pasión por Dios!

“Padre Celestial, en esta hora te doy gracias por tu amor incomparable, por tu bondad infinita y por la misericordia mostrada a nuestra vida cada día, en esta hora te pido que vuelvas la pasión por ti a todos aquellos que en este momento leen estas líneas, que tu poder sobrenatural inunde los corazones de cada persona, que tu Espíritu Santo redarguya los corazón y sobre todo nos desafíe a levantarnos y tomar posesión del lugar que nos corresponde, Señor, te pido que crees en nuestra vida un corazón limpio y renueves dentro de nosotros un espíritu recto, que cada día podamos vivir con el único objetivo de agradarte, Gracias Dios mío, Gracias por todo lo que haces, a ti sea la gloria, la honra y la alabanza, Amén”

Escrito el 25 de Octubre de 2011

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

3 pensamientos en “Pasión

  1. Mayra Palacios

    Bendiciones a su vida y por ser un instrumento en las manos y la inspiracion que recibe de Dios!… siempre llega en el momento justo y oportuno….. ayer mientras se redactaba este escrito, yo le decia las mismas palabras de cómo me sentia a una amiga… es impresionante! Buscamos y buscamos una respuesta de Dios y no la vemos o no la oimos por el ajetreo y la rutina diaria…. pero él es tan perfecto que suavemente en un susurro de la mañana nos habla!!!! Muchas Bendiciones a ud y su familia! Necesito encontrarme de nuevo con él, sin duda… solo debo encontrar cómo?¿

  2. Evelin

    Amén hermano Enrique,… en nuestro corazón hay un pasión por nuestro Dios, pero que por momentos difíciles en nuestras vidas, esa pasión se va perdiendo,… no se imagina lo que me hizo recordar cuando recien comenzaba mi vida en el Evangelio,… era un deseo incomparable por estar en la iglesia y sentir la presencia de Dios,… realmente fueron momentos muy hermosos y muchas veces me he preguntado por qué ya no me siento igual? por qué ya no hay ese anhelo en mi corazón por esa presencia maravillosa o por disfrutar de esos momentos tan especiales con Él? definitivamente necesito volver a encontrarme con Él, necesito volver a ese Primer Amor,… Gracias hermano por tan maravillosa palabra, Dios le bendiga enormente y a su familia.

  3. Gaby

    Hno. Bendiciones por su vida, que ese gozo siempre este en nosotros pese a las circunstancias lo AMAMOS con todo nuestro corazón ese Dios que nos salvo nos redimio y que gracias a El tnmos misericordia que esa pasion no se apague si no que crezaka esa llama en nuestros corazones , Dios lo bendiga hermanito gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *