Que la espera no agote tu fe

por | junio 30, 2014

Que la espera no agote tu fe

por Enrique Monterroza

Enrique-Que-la-espera-no-agote-tu-fe

En ocasiones podemos llegar al punto en donde la espera para ver concretada aquella promesa que recibimos de parte de Dios se hace muy larga.

Todos aquellos que hemos recibido alguna promesa de parte de Dios podemos decir que el esperar a que se concrete no es fácil, más aun cuando vemos que el tiempo pasa y aquella respuesta que esperamos no llega y lejos de verse venir la vemos cada día mas lejos de cumplir.

Y es que la desesperación por ver concretada dicha promesa puede llevarnos a desesperarnos, a cansarnos o a simplemente renunciar a esa espera y olvidarnos de lo prometido.

Nuestra actitud frente a la espera muchas veces no es la correcta. Y es que la mayoría de nosotros quisiéramos ver respuestas instantáneas, rápidas, pero la realidad es que Dios trabaja en un tiempo perfecto suyo y no mío.

Cuando Dios te hace una promesa, Él la cumplirá, lo único que necesita de nosotros es que sigamos creyendo, pero el cansancio por la espera nos puede llevar a desistir o renunciar a recibir aquello que tanto anhelábamos.

La Biblia dice sobre Dios: “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” Números 23:19 (Reina-Valera 1960). En pocas palabras Dios cumple lo que promete.

Este mismo versículo en otra versión de la Biblia dice: “»¡Dios no es como nosotros! No dice mentira alguna ni cambia de parecer. Dios cumple lo que promete.” Números 23:19 (Traducción en lenguaje actual).

No dejes que el cansancio de la espera agote tu fe, no permitas que el tiempo que pase te haga creer que Dios ya no cumplirá lo prometido. Al contrario, sigue creyendo, aférrate a su Palabra y a la promesa de que él cumple lo que promete.

No importa cuanto tiempo pase, porque lo que si tienes que estar seguro es que Dios cumplirá en un tiempo el cual es perfecto como Él mismo.

Dios tiene los tiempos medidos, a Él no se le escapa detalle alguno y aunque muchas veces pensemos que se ha olvidado o a cambiado de parecer sobre una promesa en concreto, debes recapacitar y recordar que su memoria es perfecta y sus promesas se cumplirán tal y como las declaro.

¡Que la espera no agote tu fe! ¡Fortalece tu fe en su presencia! ¡Ve y búscalo!

Escrito el 28 de enero de 2013

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

8 pensamientos en “Que la espera no agote tu fe

  1. Alfredo

    Gracias a Dios por darme paz y tranquilidad, es algo que necesitaba escuchar :,) DIOS ES FIEL!

  2. Sore

    Gloria a Dios Altisimo por estas palabras tan precisas y a tiempo aveces nos alcansa el cansancio pero aun asi Dios en su infinita misericordia nunca pero nunca llega tarde gracias Señor Te Amo Dios. amen amen ..

  3. ROCIO

    GRACIAS POR ESTE DEVOCIONAL…ES EXACTAMENTE LO QUE ESTOY PASANDO A VECES ME DESESPERA UNA SITUACION PERO HOY VOLVI A RECORDAR QUE DIOS ES FIEL Y PERFECTO….BENDICIONES HERMANOS..

  4. jose luis gonzalez

    muchas gracias hermano enrique por este lindo mensaje saludos y bendiciones.

  5. claudia v.

    llevo casi tres años esperando la respuesta a la promesa de Dios y hay momentos donde como hoy casi me doy por vencida no creo poder esperar mas, la escases es grande lo economico es desesperante y no veo solucin alguna al contrario solo mi Dios sabe si podre culminar la espera.oren mucho por mi.

  6. marlene

    Levanta tus manos y eleva tu mirada al cielo y Dios en su infinita bondad descenderá y vendrá en tu ayuda. Dejemos a Dios actuar en nuestras vidas y conoceremos cuán grandes son sus maravillas

  7. marlene

    Con fe y confianza, pongamos nuestra esperanza en Dios. Levantemos nuestras manos y elevemos la mirada al cielo y El , descenderá de lo alto y vendrá a socorrernos. Dejemos a Dios obrar en nuestras vidas y conoceremos lo que son sus maravillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *