Serie: “¿Me casare o no me casare?” – Parte 1 de 4

por | junio 30, 2010
La pregunta de TODOS los solteros
por Enrique Monterroza

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”.
Jeremias 29:11

El tren nunca deja a nadie, a no ser que no lo quieras agarrar.

Cada día recibo docenas de comentarios o correos electrónicos que van enfocados al ámbito amoroso. Los problemas mas frecuentes son como por ejemplo: “los padres de mi novia no están de acuerdo. ¿Qué debo hacer?”, “¿Cómo saber cual es la indicada?”, “¿Por que no me puedo enamorar?”, “me enamore, pero no soy correspondido”, y así mismo puedo citar cientos de frases que durante casi cuatro años he recibo de miles de personas con problemas similares en el ámbito sentimental.

¿Por qué comencé esta reflexión con la frase del tren?, porque la mayoría de preguntas del ámbito amoroso van enfocadas a querer entender: ¿Cuál será el fin de su relación sentimental?, frente a esto no puedo dejar pasar la oportunidad de dar mi opinión:

Vivimos en un mundo en el que el sentimentalismo es el pan de cada día, estar enamorado es lo mas lindo que existe en este mundo, por ejemplo estar enamorado de Jesús nos lleva a querer agradarlo en todo. Pero también esta el enamoramiento humano, ese que nos lleva a pensar en una persona todo el día, ese sentimiento que nos lleva a realizar locuras por tal de agradar a la persona que amamos, ese sentimiento que la mayoría de ustedes a experimentado en algún momento de su vida o lo están experimentando ahora mismo.

Yo en mi noviazgo solía ser un sentimentalón, mi esposa les podría contar que quizá me la conquiste a base de cartas, al momento que escribo esto tengo una sonrisa, porque comienzo a recordar que antes de ser novios le escribía mucho y eso le encantaba. Ya te has de imaginar que me gusta escribir, claro esta que en el ámbito amoroso es diferente a lo que acá escribo, pero para que me allá casado y ahora tengamos un hermoso bebe llamado Uziel, entonces ¿Te has de imaginar que mis cartas en un inicio fueron fundamentales?, bueno no nos desviemos del tema y prosigamos con el hecho de: ¿Cuál será el fin de tu relación sentimental que estas llevando o que llevaras en algún momento?

Amado hermanos o amigo, aunque tú no lo creas o aunque humanamente nos cueste entenderlo, Dios ya tiene preparado a alguien especialmente para ti. Cuando Dios te creo, El sabia de tus características y partiendo de eso creo también una ayuda idónea para ti, en el proceso de la vida posiblemente tu ayuda idónea se encuentre al otro lado del país o quizá este a tu lado, no lo se, pero Dios si lo sabe, pero de lo que si debes estar seguro es que tu fin sentimental será el que Dios ha dispuesto, a no ser que decidas cambiar de camino y dejarte llevar por tu humanidad.

Ahora bien, no quiero entrar en contiendas con respecto a esto y quiero dejar bien claro: “Esto no es una regla o norma a seguir”, pero si hablamos del ámbito cristiano, esto seguramente será así y te lo digo por mi propia experiencia que algún día te contare. También es bueno aclarar que Dios actúa de muchas formas y algunas que hasta nos espantaríamos, pero más allá de eso, si tú decides hacer la voluntad de Dios, entonces terminaras con la persona que Dios tenia preparada para ti.

¿Qué quiero decir con esto?, nosotros nos quitamos la vida queriendo averiguar quien será la persona que Dios tiene para nosotros, a veces hasta queremos darle una ayudadita a Dios eligiendo a la persona que “nosotros creemos la correcta”, pero que muchas veces no es la que Dios quiere. Por ejemplo, ¿Sabias que mi esposa vivía al otro lado de mi país?, yo vivía en la zona occidental y ella en la zona oriental, en bus estábamos a 5 horas de viaje, nos mirábamos solo los fines de semana y a veces a los quince días, jamás me imagine que mi ayuda idónea estaba a mas de 300 Km. de distancia, pero lo que yo no me imaginaba, Dios ya lo tenia planeado.

De eso se trata, el ámbito amoroso es algo que es muy difícil de manejar y es por esa razón que necesitamos entregarle esa área de nuestra vida al Señor. Por experiencia propia te diré que muchas veces quise buscar la persona por mi propia cuenta, en mas de alguna vez me equivoque pensando que cierta persona era la indicada, pero cuando deje de querer ayudar a Dios y cuando menos lo esperaba Dios me sorprendió dándome a la mujer mas hermosa sobre la faz de la tierra, mi esposa Yamita que es una mujer lindísima, que me ama como jamás nadie me amo y que me respalda aun muera en la batalla conmigo.

Los sentimientos son engañosos si no los sabemos manejar, tu no te vas a quedar soltero, salvo que Dios te halla dotado del don de continencia, pero si tu reconoces que no es así, entonces no te preocupes, el hecho que tengas 30 años y no te hallas casado no quiere decir que el tren ya te dejo y que te vas a quedar a forrar Biblias, esa es la mentira que Satanás quiere meter en tu mente para hacerte desesperar y que cometas grandes errores en tu vida sentimental que te llevaran a casi fracasar espiritualmente o en el peor de los casos a alejarte de la voluntad Divina.

Para todos aquellos que en momento determinado han tenido problemas con su noviazgo, preguntas muy importantes para saber si, si o no es la indicada, para aquellos que ven como sus padres se oponen o cuando tus lideres o pastores no están de acuerdo, para aquellos que se pelean constantemente y para los que tienen inseguridad dentro de su corazón, para todos ellos y todos aquellos que no menciono literalmente pero que tienes mas de alguna pregunta sobre tu fin sentimental les quiero decir una sola cosa:

DIOS YA TIENE PLANEADO TU FUTURO SENTIMENTAL


Escrito el 16 de Marzo de 2009 para: www.devocionaldiario.com

Nota importante: Mañana seguiré abordando este tema como el titulo de: ¿Puedo interferir en el futuro sentimental que Dios tiene planeado para mi?, así que te lo hago saber para que no queden incógnitas sobre la contraparte de la frase final.

Un pensamiento en “Serie: “¿Me casare o no me casare?” – Parte 1 de 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *