Solo, pero no olvidado

por | abril 8, 2015

Solo, pero no olvidado

por Enrique Monterroza

Enrique-Solo-pero-no-olvidado

Hay momentos en los cuales por alguna razón llegamos a sentirnos solos a pesar de estar rodeados de personas que nos aman o nos aprecian. Ese sentimiento de soledad por lo general aparece cuando sentimos que las cosas no van como nosotros quisiéramos o por lo menos no se están dando como lo habíamos planeado.

En algún momento de la vida llegamos a sentirnos solos pero eso no significa que lo estemos. Sentirse solo a veces también es consecuencia de un animo disminuido por las diferentes situaciones que te ha tocado atravesar.

David aquel hombre conforme al corazón de Dios vivió en carne propia el sentimiento de soledad frente a las diferentes circunstancias en contra que enfrento:

“Vuélvete a mí y ten misericordia de mí,
porque estoy solo y profundamente angustiado.
Mis problemas van de mal en peor,
¡oh, líbrame de todos ellos!”

Salmos 25:16-17 (Nueva Traducción Viviente)

¿Realmente estaremos solos?, la verdad es que aunque pensemos o digamos que lo estamos, la realidad es que no estamos solos, Dios siempre ha estado a nuestro lado. Y es que el hecho de que Dios este de nuestro lado no significa que no vayamos a pasar por momentos difíciles, sino que significa que en los momentos difíciles que nos tocará vivir tenemos un respaldo precioso, Dios de nuestro lado.

El sentimiento de soledad a veces nos quiere hacer pensar que Dios se ha olvidado de nosotros, pero por mucho que te sientas solo, nunca estarás olvidado: Dios no se olvida de ti, Él siempre está pendiente de tu vida.

Pueda que las circunstancias que te rodean te quieran hacer pensar que estás abandonado, el salmista David sintió ese “abandono” y dijo: “Día y noche sólo me alimento de lágrimas, mientras que mis enemigos se burlan continuamente de mí diciendo: «¿Dónde está ese Dios tuyo?».” Salmos 42:3 (Nueva Traducción Viviente).

Las circunstancias negativas que te pueden estar rodeando no van a dictar en tu vida la presencia de Dios, puesto que la presencia de Dios en tu vida es real en cada momento. Lo que tienes que entender es que al lado tuyo esta el Señor sosteniéndote en medio de cualquier circunstancia, Él no te va ha dejar y aun cuando sientas que estás solo, no lo estás y aun cuando sientas que estás olvidado, no lo estás.

Hoy quiero invitarte a mirar a tu lado y darte cuenta que Dios siempre ha estado allí, hoy quiero que te des cuenta que si aun estás de pie es porque Dios te ha sostenido. No ha habido ni un minuto de tu existencia sin que Dios no esté contigo y el hecho de sentirte solo u olvidado lo único que hace es negar esa verdad.

Levanta tu rostro y date cuenta que Dios está allí mismo esperando el momento que vuelvas tu mirada hacia Él y así poder hacer cosas maravillosas en tu vida. Ya no sigas viendo hacia el vacío o hacia los problemas que solo te causan un sentimiento de soledad o abandono, en su lugar abre tus ojos espirituales y date cuenta que con Dios eres más que vencedor y que Él ha estado, está y seguirá estando a tu lado.

Pueda que te sientas solo, pero nunca estarás olvidado por Dios

Escrito el 10 de Febrero de 2014

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

2 pensamientos en “Solo, pero no olvidado

  1. Nancy Fuentealba

    Que hermosas palabras.muchas veces me he sentido asi.pero Dios me abre los ojos y me hace sentir que esta a mi lado siempre ,bendiciones

  2. EDGAR PAAU

    Gracias primeramente a Dios y gracias a usted hermano por los temas y reflexiones que escribe para todas aquellas personas que están interesadas en aprender mas de las maravillas que el Señor hace cuando aprendemos a confiar plenamente en él, la verdad ha sido de gran bendición para mi vida y mi familia. deseo con todo mi corazón que Jehová Dios le siga usando y bendiciendo en gran manera. saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *