Todas las cosas te son licitas

por | febrero 17, 2010

¡Ojo!, La Factura sale cara

por Enrique Monterroza

“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”.

1 Corintios 6:12

Una de las cosas que yo agradezco a los lideres que tuve al inicio de mi caminar cristiano, es que jamás me anduvieron prohibiendo nada, ni mucho menos me quisieron obligar a ser de una forma u otra, sino que se esforzaron en enseñarme a leer la Palabra y a darme cuenta por mi mismo que cosas son agradables a Dios y que cosas le son desagradables.

Once años después puedo decir que gracias a la motivación que recibía de mis lideres espirituales para leer la Biblia, he tenido un caminar aceptable, talvez no perfecto pero si aceptable, aunque realmente el que tendría que juzgar eso es el Señor.

Uno de los versículos mas emblemáticos de los cristianos es el anterior: “Todas las cosas me son licitas”, sin duda tu tienes la decisión de hacer cualquier cosa que quieras, Dios te ha dotado de un libre albedrío para elegir que quiere hacer con tu vida. Pero eso si, la factura se paga.

Tu puedes ir por el mundo gozando de las cosas que te ofrece, pero tarde o temprano la factura llegara a tu vida. Muchos de nosotros hemos cometidos grandísimos errores y hemos rogado a Dios para que estos no nos traigan malas consecuencias, cosa que no siempre es así, puesto que si tu tomas una mala decisión, es obvio que el resultado será malo. Yo no puedo sembrar naranjas y esperar que al dar frutos me de manzanas. Sin duda lo que siembras eso cosechas.

Ahora bien, cada uno somos dueños de nuestras decisiones, Pablo bien lo decía: “Todo me es licito”, pero la segunda parte esta llena de sabiduría: “no todo conviene”. ¿Por qué habrá escrito esto el apóstol Pablo?, simplemente porque el en algún momento de su vida, experimento las consecuencias de querer hacer algo que no convenía en el ámbito espiritual.

Posiblemente tu puedes estar llevando una vida cristiana llena de pecado, lo cual es paradójico, pero tristemente pasa, posiblemente tomas este versículo como excusa para realizar ciertos actos que dentro de ti muy bien sabes que no son correctos.

Es cierto que Jesús nos ha llenado de gracia, puesto que estamos en el periodo de la gracia, pero no tomes la gracia de Dios como pretexto para pecar deliberadamente. Es cierto que todo te es lícito, pero si lees la Palabra de Dios te darás cuenta como El quiere que tú vivas.

Si realmente has tenido un encuentro genuino con el Señor te darás cuenta que ya no vives para satisfacer tus deseos carnales, sino que ahora ya no vives tu, mas Cristo vive en ti, lo que antes el pecado te parecía normal, ahora sabes que es desagradable ante los ojos de Dios, entonces ¿Por qué te empecinas en seguir practicándolo?

Amigo mío, es momento de darnos cuenta que hay una factura que se tiene que pagar después de realizar un acto que va en contra de la voluntad de Dios, tu puedes hacer lo que quieras, pero ¿Estas seguro que quieres hacerlo?, ¿Ya te pusiste a pensar de las consecuencias de esa decisión?, toma en cuenta la Palabra de Dios. Cristo ya pago una factura por tus pecados, derramo su sangre por darte salvación. No provoques que tu vida se llene de facturas carísimas de pagar y dolorosas de sobrellevar.

Es cierto que todo te es lícito, pero ¡Ojo! La factura muchas veces es carísima.

Escrito en Noviembre de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *