Una llamada especial

por | octubre 26, 2010

Una llamada especial

por Enrique Monterroza

una llamada especial

No podía dejar pasar este momento, Dios me impulso a escribir esto y espero que Dios ministre a alguien como lo ha hecho conmigo en especial hoy.

Estoy en la oficina, acabo hace un par de minutos de recibir una hermosa llamada a mi celular; tome mi celular y conteste: “¿Hola?”, y al responderme escuche una voz que hizo que todo mi corazón se estremeciera, la respuesta fue: “¿Hola?”, pero en una voz tan dulce y hermosa que me costaría demasiado tratar de explicar.

Era mi pequeño hijo Uziel, tiene dos años cuatro meses, ya habla mucho mas y ya se puede entablar una conversación normal con él.

Mientras lo escuchaba por teléfono contándome lo que estaba haciendo en ese momento, en mi corazón sentía algo especial. Y es que a Uziel lo veo todas las mañanas, a la hora del almuerzo y cuando llego de la oficina, pero esta llamada fue especial por alguna razón que no se explicar.

Estoy acostumbrado a oírlo, pero esa llamada me permitió comprender algo que hasta ese momento no había comprendido o en todo caso, había olvidado, y es el hecho de: ¡Que hermoso es escuchar la voz de tu hijo, aun cuando estas acostumbrado a escucharla!

Luego que terminamos de hablar, me quede con una sensación hermosa que todavía siento dentro de mi corazón, y un sentimiento único que llevándolo al ámbito espiritual me hizo comprender lo importante y hermoso que ha de ser para Dios escuchar la voz de sus hijos.

¿Cuándo fue la última vez que le llamaste a tu Padre Celestial, para entablar un pequeña conversación?, ¿Cuándo fue la última vez que lo sorprendiste con esa llamada al Cielo y que sin la necesidad de pedir algo, entablaste una hermosa conversación con El?

¿Ya le contaste lo que estás haciendo o lo que vas a hacer?, Estoy seguro que El anhela escuchar tu voz, Él anhela saber que dedicaste unos minutos para llamarle y permitirle escuchar esa dulce voz de un hijo que le ama y que se acuerda de Él.

Sin duda esta llamada, hoy marco mi vida, me hizo comprender lo importante que es para Dios que yo le hable, que le cuente que es lo que estoy haciendo y sobre todo que le deje saber que lo quiero mucho, que lo amo más que a cualquier cosa.

Uziel no sabe lo que provoco hoy en mí, pero algún día que lea esto se dará cuenta que así como me hizo esa llamada que me encanto tanto, así también el tiene que llamar a su Padre Celestial y entablar una conversación personal con El cada día, porque de esta manera su Padre Celestial estará muy contento y emocionado de escuchar la voz tan hermosa de uno de sus hijos.

Hoy quiero invitarte a que le hables a tu Padre, que le hagas una llamada, que le digas lo mucho que lo amas y lo mucho que anhelas hacer su voluntad, aun cuando a lo mejor te cuesta, aun cuando quizá sea difícil, pero que sepa sobretodo que nunca te rendirás de intentarlo, porque simplemente lo amas, porque un día El te amo a ti con amor eterno.

¿Por qué no dedicas unos minutos hoy para hablar con Él?

“El SEÑOR ha escuchado mi súplica; el SEÑOR recibe mi oración”.

Salmos 6:9

(La Biblia de las Américas)

Escrito el 25 de Octubre de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

3 pensamientos en “Una llamada especial

  1. Xiomara Blanco

    Que hermoso es saber que tu padre está esperando y anhelando escuchar nuestra voz, aun cuando soy yo quien necesita de él, es eso precisamente lo que me hace sentir esa pasion por su presencia…. Bendiciones!!!!

  2. iris

    me encanto este escrito mas de lo que yo imaguine gracias dios x que tu voz esta en todas parte, gracias dios!!!! te llamare……

  3. Juan r.lopez

    Gracias a DIOS por la vida y la bendicion que me da en estos momentos. se que estaba en los planes de DIOS el encontrar este blog que me ha dado animos para seguir luchando por un momento pense que ya nada tenia sentido. pero he leido y he escuchado que DIOS ESTA A MI LADO EN TODO MOMENTO tengo como 8 meses que no le he ablado para agradecerle si le doy las gracias a DIOS pero de carrera y no intimamente y en ocasiones solo le hablo para pedir pedir y pedir. Pero hoy he decidido hablar a solas con EL para reconciliarme, reconociendo que sin el nada puedo hacer. Gracias hermano por compartir con nosotros estas palabras que son Frutos del ESPIRITU SANTO. DIOS LO BENDIGA sinceramente su hermano en CRISTO juan.r lopez desde san diego california saludos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *