Urías heteo

por | septiembre 30, 2015

Un hombre digno de Admirar e Imitar

por Enrique Monterroza

“E hicieron saber esto a David, diciendo: Urías no ha descendido a su casa. Y dijo David a Urías: ¿No has venido de camino? ¿Por qué, pues, no descendiste a tu casa? Y Urías respondió a David: El arca e Israel y Judá están bajo tiendas, y mi señor Joab, y los siervos de mi señor, en el campo; ¿y había yo de entrar en mi casa para comer y beber, y a dormir con mi mujer? Por vida tuya, y por vida de tu alma, que yo no haré tal cosa”.

2 Samuel 11: 10, 11

Era un hombre que pese a no ser Israelita de nacimiento, se había identificado con el pueblo escogido como si fuera su propio pueblo. Este hombre tiene el privilegio de estar en la lista de los valientes de David (2 Samuel 23:39 y 1 Crónicas 11:41).

Era un guerrero valiente, no le tenia temor a la muerte mas aun cuando de defender al pueblo israelita se trataba, era un hombre que respetaba a su rey como ningún otro, alguien que prefería anteponer los intereses de su señor antes que los suyos, de esos guerreros difíciles de encontrar ya que su entrega, amor y lealtad sobrepasa la barrera de la mente humana, de esos guerreros que tendrían que haber para el Rey de reyes y Señor de señores.

Había encontrado en una mujer Israelita al amor de su vida, esta mujer era bella en sobremanera, de esas mujeres que cautivan al ojo humano y que irradian una belleza nata que Dios tuvo a bien regalar. Este hombre seguramente tenia dos pasiones: defender a su ahora pueblo Israel de sus enemigos y amar a su mujer cada día.

Pero un día estando en plena guerra defendiendo los intereses de su ahora pueblo fue llamado por su rey, ese rey al cual el conocía muy bien, pues el había sido parte de sus valientes. Seguramente el llamado del rey sorprendió a nuestro guerrero heteo, seguramente pensó que había una misión especial para el y a como pudo trato de llegar lo mas rápido posible delante de su rey, para ponerse a sus ordenes en cualquier cosa que se necesitara, aun si eso implicara su muerte.

Y es que este guerrero no solo amaba a su ahora pueblo Israel, sino que tenia unos dotes de lealtad tremendos, de esos que es necesario quitarse el sombrero como acción de reconocimiento, de esa lealtad que todos nosotros necesitamos tener delante de Dios para ser fiel a El.

Lo extraño de todo, fue que cuando se presento delante de su rey, este le pregunto por el estado de su General, por la salud de su pueblo y del estado de la guerra, pero luego lo mando a su casa con idea de que este durmiera son su mujer, esa hermosa dama con nombre Betsabé.

Pero este guerrero no concebía la idea de ir a su casa y descansar, mientras el pueblo al que amaba y al cual lo había acogido como uno mas estaba en guerra, por esa razón prefirió dormir a la entrada del palacio sin decender a su casa, una muestra mas de anteponer los intereses del pueblo de Israel ante que los suyos.

Pero el plan del rey no era ese, el rey deseaba con ansias que el joven guerrero fuera a su casa para que durmiera con su hermosa mujer. Y es que el rey necesitaba a toda costa tapar el pecado que había cometido con la mujer de su amigo y fiel guerrero. Por esa razón lo mando a llamar y preguntar del ¿Por qué no había descendido a su casa?, este guerrero heteo sin lugar a dudas era tan conciente de su amor por Israel que le dijo que no podía realizar eso, mientras su pueblo se mantenía en guerra pues su corazón no se lo permitía.

El rey tuvo que utilizar el plan B, invito a su guerrero a quedar un día mas, lo convido a comer y beber hasta embriagarlo, seguramente el rey pensó que embriagándolo y mandándolo a su casa el guerrero no recordaría si se acostaba o no con su mujer y de esa forma solucionaba el problema de embarazo que tenia su hermosa mujer en donde el verdadero de padre de ese bebe era el rey.

Pero este guerrero era leal hasta en la embriagues, pese a que el rey se percato de embriagarlo y de enviarlo a su casa, este hombre no lo hizo, sino que se quedo siempre en las afueras del palacio con los demás siervos del rey.

El plan A y el B habían fracasado, ahora el rey estaba mas desesperado que nunca, necesitaba a toda costa solucionar el embrollo en el cual se había metido, por esa razón y luego intentar por dos ocasiones tapar su pecado, tomo la decisión mas vil que un rey podía tomar.

Esa mañana el rey tomo papel y pluma y escribió la carta mas cruel que se podía escribir, en ella daba ordenes estrictas a su general que pusiera en el frente de batalla a al guerrero heteo, en lo mas fuerte del combate y que todos se retiraran de el para que lo hirieran y muriera. Luego de escribir esta carta de muerte, se la entrego a su victima, si, a Urias el heteo cuyo pecado fue haber tenido como esposa a la hermosa mujer que cautivo los ojos del rey.

Me imagino a un Urias feliz de que su rey confiara en el como para enviar una carta al general, seguramente para Urias era una tarea especial y con la cual se sentía orgullo de cumplir, sin saber que se trataba de su carta de muerte. Cualquier de nosotros por curiosidad hubiéramos leído de que se trataba y al darnos cuenta de que era nuestra carta de muerte, nunca la hubiéramos entregado y hubiésemos huido, pero este guerrero heteo era tal fiel y leal, que sin dudar fue a cumplir su misión, el entregar esa carta dada por su rey.

Joab el general al recibir la carta, quizá no entendió la decisión del rey, mas aun cuando se trataba de uno de sus valientes, de esos hombres que siempre estuvieron para dar su vida por su rey y de los cuales se hablan tantas maravillas, pero aun así, cumplió con el mandato de su rey, puso a Urias en lo mas fuerte de la batalla, mando a que se alejaran de el y el guerrero valiente, fiel y leal murió, sin nunca saber los motivos por los cuales sus amigos de guerra se apartaron de el para dejarlo morir.

Y es que esta historia de un guerrero valiente, nos da una lección fidelidad y lealtad de la cual todos nosotros debemos cosechar en nuestra vida para el Señor. Que hermoso fuera que cada uno de nosotros pudiéramos tener la fidelidad y lealtad que Urias mostró hacia su amado rey, quien cometió uno de los pecados mas duros de enfrentar para David y de los cuales sus consecuencias marcaron su vida de manera tremenda.

Amados hermanos, hay dos cosas importantes que aprender en esta historia:

  • El error de David fue muy grande y con unas consecuencias fuertes, pero el arrepentimiento genuino hizo de David un hombre muy utilizado por Dios, tanto que en medio del sufrimiento que trajo su pecado, escribió unos salmos hermosos.
  • La Lealtad y Fidelidad es esencial para alcanzar la Gloria Eterna. Un día estaremos en el cielo y veremos a Urias heteo, uno de los valientes de David y exaltaremos a nuestro Dios por toda una eternidad.

Urias heteo, paso de ser uno de los valientes de David, a ser uno de los Fieles y Leales del Reino de Dios.

Escrito el 17 de Julio de 2009

Para: www.devocionaldiario.com

Un pensamiento en “Urías heteo

  1. genoveva

    Hermosos mensajes.Siento que Dios me habla personalmente. Soy cristiana, pero estoy pasando por un desierto desde hace años. Siento que la luz esta asomando en mi corazon.Todavia no descubro los propositos de Dios para mi vida. Lo que si se es que El siempre me ha atraido hacia sì. Yno quiero separarme de EL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *