Vine corriendo porque te necesito

por | junio 5, 2011

Estar contigo Cristo

por Enrique Monterroza

Escrito en Septiembre de 2009

“En el día de mi angustia te llamaré, Porque tú me respondes”

Salmos 86:7

Hace algunos años, mientras me encontraba en un situación difícil, llegue a mi casa, me encerré en mi cuarto, encendí los aparatos de sonido y el CD que tenia puesto era de Daniel Calveti y al darle Play comenzó a entonar la Alabanza que se llama: “Estar contigo Cristo”, sinceramente sentí algo inexplicable.

Antes de proseguir quiero que la escuches para que puedas comprenderme, da Play en el siguiente reproductor:

¿Te lo dije no?, Es que lo hermoso de la vida cristiana es que Dios te sorprende cada día, quizá tu abriste hoy tu correo esperando que Dios tuviera una Palabra para ti, quizá vienes muy cargado, las situaciones que te apretan están llegando a su limite, quizá pensaste en renunciar a este Camino, por tu mente paso la idea de colgar las botas del evangelio, pues ya no podias mas, ya no podias mas.

Mas en esta hora ¿Por qué no vienes corriendo delante del Señor y te depositas tu carga en El?, ¿Porque no cierras tus ojos y te quedas tranquilo y esperas por su presencia?

Se lo que Daniel Calveti estaba pasando cuando escribió esta hermosa alabanza, todos en algún momento de nuestra vida lo sabremos, quizá hoy fue el día que comprendiste esta alabanza.

Ese día yo estaba destrozado, me sentía muy mal, necesita algo que me reanimara, era un joven soltero que toda su vida había cambiado de la noche a la mañana y el panorama se veía oscuro, pero al comenzar a escuchar esta alabanza, cerrando mis ojos, pude experimentar como de mis ojos comenzaron a salir lagrimas, esas lagrimas que denotaban lo necesitado que estaba de su presencia, el cuarto se lleno de una hermosa presencia de Dios que me abrazo, llore como niño en su presencia, pues a veces el llorar hace que te reanimes, porque mientras lloraba y sentía como Dios me abrazaba y me demostraba lo mucho que me amaba y lo mucho que creía en mi, me sentí reconfortado.

Quizá hoy no estuviera escribiendote si Dios no me hubiera ministrado de esa forma ese día, es que realmente Dios tiene estilos únicos de actuar, Dios puede ministrarte de la manera que menos piensas. Esa noche para mi será inolvidable, cada vez que escucho esta alabanza me remonto a ese momento y siento como Dios me abraza nuevamente.

Es que sin duda necesitamos venir corriendo delante de la presencia de Dios, porque lo necesitamos, si amado hermano, lo necesitas, no sigas mas creyendo que no le importas a nadie, no sigas creyendo la mentira que tu vida ira al fracaso, al contrario, es hora de cerrar los ojos y creer sin dudar que Dios esta contigo y El tiene el control de TODO.

Es que sin duda es algo inexplicable lo que pasa entre tú y el Señor, tu mente oye su voz y comprendes su voluntad.

¿Porque no dejas a un lado todo lo que te esta cargando?, por un momento disfruta de lo que Dios quiere decirte en esta hora, no tengo que escribir muchas palabras para asegurarte que Dios ha de ministrarte.

Te dejo nuevamente esta hermosa alabanza para que la disfrutes en el lugar donde estas, solo déjate ministrar por el Señor, no endurezcas tu corazón, el quitara de tu vida toda carga, y después de esto serás otra persona, te lo aseguro, mi experiencia lo recomienda.

Recuerda:

“En el día de mi angustia te llamaré, Porque tú me respondes”

Salmos 86:7

Escrito el 28 de Septiembre de 2009

Escrito para www.destellodesugloria.org/blog/

3 pensamientos en “Vine corriendo porque te necesito

  1. maría lazo

    Que bello es nuestro Padre Celestial, que siempre está alli presente. Pone ángeles en nuestro camino, para que nuestro transitar en la tierra sea mas llevadero. Dios le bendiga!

  2. lucy

    HERMANO GRACIAS POR ESAS PALABRAS,ERA LO QUE ESTE DIA NECESITABA ESCUCHAR, ESA LINDA ALABANZA DIOS HIZO QUE LLEGARA A MI Y DE NUEVO PUSIERA MI CARGA EN SUS MANOS. QUE DIOS LO BENDIGA

  3. Belem Alicia Valenzuela

    ¡GRACIAS ENRIQUE, DIOS TE BENDICE, Y YO TAMBIEN!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *