¿Y tu relación con Dios?

por | marzo 17, 2016

¿Y tu relación con Dios?

por Enrique Monterroza

Enrique-Y-tu-relacion-con-Dios

A veces perdemos el rumbo que deberíamos llevar, a veces nos afanamos en otras cosas que no son el fin principal de la vida.

En ocasiones dejamos que el trabajo, el dinero y otras ocupaciones ocupen el lugar más importante en nuestra vida. Nos preocupamos por tener dinero, por vestir bien, por tener lo último en tecnología, por tener una bonita casa y muchas otras cosas materiales, pero nos olvidamos de nuestra relación con Dios que debería ser lo más importante en nuestra vida.

Nuestro Señor Jesús nos enseño a través de un ejemplo:

“Luego les contó una historia: «Un hombre rico tenía un campo fértil que producía buenas cosechas. Se dijo a sí mismo: “¿Qué debo hacer? No tengo lugar para almacenar todas mis cosechas”. Entonces pensó: “Ya sé. Tiraré abajo mis graneros y construiré unos más grandes. Así tendré lugar suficiente para almacenar todo mi trigo y mis otros bienes. Luego me pondré cómodo y me diré a mí mismo: ‘Amigo mío, tienes almacenado para muchos años. ¡Relájate! ¡Come y bebe y diviértete!’”. »Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?”.»Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios, es un necio».” 

Lucas 12:16-21 (Nueva Traducción Viviente)

¿Qué es lo más importante para ti en este momento?, ¿Tu trabajo?, ¿Obtener bienes?, ¿Relajarte?, ¿Divertirte?, ¿Qué es lo más importante?, ¿Será que lo más importante para ti en este momento es tu relación personal con Dios?

Y es que nos preocupamos por todo menos por estar bien con Dios, buscamos añadiduras antes que el reino de los cielos. Queremos recibir, pero no ponemos nada de parte nuestra y lo peor: terminamos enojándonos con Dios por no responder a nuestros caprichos.

¿El dinero es malo?, no, pero el amor al dinero si, ¿Los bienes son malos?, no, pero vivir solo para ello si, ¿Trabajar es malo?, no, la misma Biblia dice que el que no trabaja bueno es que no coma, es importante trabajar, pero lo malo es cuando el trabajo se convierte en tu vida, cuando ocupa el lugar que debería ocupar Dios, cuando haces de tu trabajo o de tus intenciones de querer dinero o bienes lo primordial en tu vida.

Hoy te invito a hacer de Jesús lo más importante en tu vida, pero no solo de palabras, sino con acciones. Hoy quiero motivarte a tratar de ser rico en tu relación con Dios.

Dedícale tiempo a Dios, ora cada día, lee su Palabra, congrégate, obedece a Dios, ama a tu prójimo, ten misericordia de los demás como Dios la ha tenido contigo, no tengas mayor concepto de ti mismo que el que debes tener, pero sobre todo ama a Dios cada día y que tu vida sea un homenaje al Señor, que todo lo que hagas, hables, veas, oigas o pienses glorifique el Nombre de Dios y que tu mente tenga como lo más importante de tu vida tu relación personal con Él.

Cuando nos decidimos a ser ricos en el Señor a través de lo espiritual, Dios se encargará de bendecirnos en lo material si así fuese su voluntad.

¡Seamos ricos espiritualmente y hagamos de Dios lo más importante en nuestra vida!

Escrito el 7 de Mayo de 2013

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *