¿De que otra manera podríamos vivir sin El?

por | febrero 13, 2010
La certeza y la convicción

por Enrique Monterroza

“Es, pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”
Hebreos 11:1

Lo lindo del evangelio es que se vive por fe por eso Jesús dijo: “…bienaventurados lo que no vieron y creyeron” (San Juan 20:29).

Es mas estoy mas que seguro que la vida cristiana depende de la fe, sin fe dice la Biblia, es imposible agradar a Dios, quiere decir que si tu anhelas agradar a Dios, tienes que tener fe en tu corazón.

La Biblia nos habla en Hebreos que Fe es la certeza de lo que se espera: ¿Qué es lo que tu esperas?, sin duda cuando le entregamos nuestra vida al Señor, sabíamos que estábamos obteniendo un pasaje todo pagado hacia el cielo, ya que esto solo se puede dar a través del perdón de los pecados que Jesús esta dispuesto a dar a todos.
Sin duda todos los que un día creímos en Jesús como nuestro Señor y Salvador, juntamente con eso creímos en que vamos a estar un día por toda una eternidad junto a el, es decir que nuestra certeza es estar un día por toda una eternidad junto a nuestro Amado.

La segunda parte es mas que importante, “La convicción de lo que no se ve”, convicción tiene que ver con seguridad de algo, ¿Pero como puedes tener la seguridad de algo que jamás has visto?, sencillo, a Jesús no es necesario verlo para creer en El, mas allá de verlo, lo podemos sentir en nuestro corazón y ese sentir es mas fuerte que cualquier vista. Pero eso solo lo pueden entender aquellos que un día experimentaron de su amor.

Un Docente en una universidad un día confrontando a los cristianos pregunto: ¿Cómo es que creen en Dios?, ¿Lo han visto alguna vez?, ¿Lo han tocado acaso?, un alumno con la sabiduría de Dios respondió: Con todo respeto maestro, ¿Usted cree en el oxigeno?, ¿Lo ha visto o tocado alguna vez?, el docente respondió: No, jamás lo he tocado o visto, pero si existe ¿De que otra manera podríamos vivir sin el?, el joven respondió: así mismo Dios existe, puesto que aunque jamás lo hemos visto o tocado, podemos sentir su presencia en nuestra vida y ¿De que otra manera podríamos vivir sin El?.

Sin duda que el evangelio es un camino de Fe por el cual todos fuimos matriculados en algún momento de nuestra vida.

¿Estas andando en ese camino de Fe?, no dejes que los comentarios negativos te desvíen de esa certeza y esa convicción que un día te fue entregada en tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *