¿Por qué te abates, oh alma mía?

por | julio 25, 2010

Espera en Dios, porque aún he de alabarle

por Enrique Monterroza

¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.

Salmos 43:5

Todos hemos pasados por momentos en los cuales sentimos como nuestra alma esta abatida. Posiblemente hoy que me lees estas pasando por un momento de esos.

En esos momentos de la vida en donde sentimos una gran carga, no podemos negar que nos sentimos preocupados a tal punto que perdemos la paz, a eso se le llama: estar turbado.

El salmista como todo humano estaba experimentando un momento de abatimiento y de turbación en su vida, es ahí en donde recapacita y se hace una pregunta así mismo: “¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí?”, es como reflexionar sobre: ¿Por qué no hay paz en mi corazón?

Hermano amado, no podemos evitar que momento así vengan a nuestra vida, hay situaciones que roban totalmente la paz que existe en nuestro corazón. Muchas veces nuestra naturaleza carnal se olvida de lo espiritual y es ahí en donde nuestro corazón se turba y nuestra vida esta abatida.

El salmista recapacita luego del cuestionamiento que se hace así mismo y se responde: “Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío”. Por un momento el salmista se da cuenta de que no hay porque estar abatido, que no hay por que estar turbado, puesto que el esperar en Dios le dará salvación.

Amigo mío, ¿Por qué te abates?, ¿Por qué estas turbado?, ¿Acaso no es Dios quien esta contigo?, ¿Acaso no te ha dicho que te esfuerces y seas valiente?, ¿Acaso no te ha dicho que El va como Poderoso Gigante delante de ti?, ¿Acaso no te ha dicho que peleara las batallas por ti?, ¿Acaso no te ha dicho que estará contigo todos los días de tu vida hasta el fin del mundo?, ¿Acaso no te ha dicho que tu eres la niña de sus ojos?, ¿Acaso no te ha dicho que te ama con amor eterno?, ¿Acaso no te ha dicho que el no es hombre para mentir, ni hijo de hombre para arrepentirse?, eso quiere decir que lo que te ha dicho lo cumplirá y si un día te llamo es porque el haría algo hermoso en ti, entonces: ¿Por qué te abates?, ¿Por qué te turbas?, ¿Estas esperando en Dios?, ¿En quien esta puesta tu confianza?, ¿Confías mas en los problemas que en Dios?, ¿Qué pasa?, ¿Acaso no es Dios el TODOPODEROSO?, entonces, ¿Por qué temer?

Quiero recordarte que Dios te ha dado muchas promesas, las cuales cumplirá siempre y cuando le creas, ¿En quien estas esperando?, ¿Será por eso que te sientes abatido y turbado?, es momento de despojar toda ansiedad sobre El, es hora de rendirnos delante de El, es tiempo de alabarlo, de adorarlo, porque en medio de la alabanza y la adoración nuestro espíritu se fortalece, puesto que Dios es Salvación tuya y mía.

No importa lo que estés pasando, Dios ya lo sabe, El tiene todo bajo control y si tu te abates o te turbas es porque confías mas en los problemas, que en el Dios que los soluciona.

¿A quien tienes a tu lado?, ¿A los problemas o al Dios que es TODOPODEROSO para solucionarlos?

Escrito en Febrero de 2009

6 pensamientos en “¿Por qué te abates, oh alma mía?

  1. elena

    Realmente esta palabra me vino como anillo al dedo..estaba justo en esos momentos en q estaba perdiendo mi paz ,gracias Enrrique por esta reflexion ,no encuentro palabras de agradecimiento a Dios ,pq en el momento justo..me alcansa una palabra justa,Dios te siga bendiciendo !

  2. Flor

    Dios lo ha usado…es la palabra que necesitaba. Es tan dificil dejar todas nuestras cargas en sus manos…no abatirse, pero cuando lo logramos tenemos una paz que sobrepasa todo entendimiento. Gracias una vez más y que Dios lo siga usando y bendiciendo!!!!

  3. elena

    Me ha pasado:
    Cuando me he dejado abatir es como decirle a Él que no le tengo confianza ya; que he olvidado cuando me ha levantado, sostenido e impulsado aún más arriba; que entonces no creo que Nada es Imposible para Él; que mi memoria ha dejado que se esfume el suave roce de SU MANO limpiando mis lágrimas en los momentos de más grande tristeza…..

    Pero en esa debilidad he encontrado la fortaleza porque entonces reviso que he hecho (o dejado de hacer) para que penetre la duda y la zozobra, la angustia y el abatimiento.
    La responsabilidad es mía, Dios pone TODO de su parte para que yo viva en un estado de paz permanente si pongo TODA mi confianza solo en ÉL, no un poquito, ni la mitad: TODA.

    Bendiciones Enrique, muy hermoso lo que escribes siempre.

  4. Allison Benitez

    Hermano muchas gracias por sus palabras se que es de Dios no sabe que bendicion y que ministerio tan grande tiene y yo tomo su palabra porque se que esta a mi lado, y es el quien me habla en lo personal me pasa mucho esos pensamientos en este tiempo de lucha y es cuando temo pero he puesto toda mi confianza en el Dios TODOPODEROSO y se que el me dara la respuesta pronto.

    MUCHAS GRACIAS y toda la gloria sea para CRISTO.

  5. Analu

    Estimado Enrique!!! Dios lo bendiga… es impresionante como Dios me habla a traves de sus escritos… Estoy pasando por una prueba de fe muy grande en mi vida… y en muchos momentos me debilito muchisimo… pero a traves de lo que usted escribe me da muchos animos y fuerza para seguir… A mi me ha dicho muchas de las formas de promesa que usted menciona… y me da valor para continuar aferrando mi corazon a las promesas de Dios! Bendiciones…

  6. amalkys rivera

    yo le doy gracias a dios estaba tan triste que parecia que me moria pero elseñor me puso esta pagina y mi vida a cambiado estoy en la misma lucha pero me siento fuerte se que no estoy sola el esta por mi le pido al señor por su vida hno monterrosa y que le de mas palabra se le ama y que Dios lo bendiga siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *