¿Acceder o no acceder?

por | octubre 24, 2016

¿Acceder o no acceder?

por Enrique Monterroza

El pecado esta a la orden del día, y es una realidad con la que tenemos que aprender a vivir, no es que un día nos vamos a levantar y las opciones de pecado vayan a desaparecer, ¡No! Porque mientras el Señor no viene por nosotros seguiremos en una constante lucha entre el deseo de pecar y la voluntad de agradar a Dios evitando caer en el pecado.

A veces parecerá que las tentaciones se ponen enfrente de nosotros de toda clase, de todos colores y sabores, y es allí en donde realmente demostraremos de que está hecha nuestra voluntad de ser fieles a Dios.

La Biblia dice:

“Cuando ustedes sean tentados a hacer lo malo, no le echen la culpa a Dios, porque él no puede ser tentado, ni tienta a nadie a hacer lo malo. Al contrario, cuando somos tentados, son nuestros propios deseos los que nos arrastran y dominan. Los malos deseos nos llevan a pecar; y cuando vivimos sólo para hacer lo malo, lo único que nos espera es la muerte eterna”.

Santiago 1:13-15 (Traducción en lenguaje actual)

Quizá los últimos días has estado siendo tentado a caer en el pecado, quizá estas siendo seducido por algo que a la verdad te llama la atención, pero que muy dentro de ti sabes que NO TIENES QUE HACER, sin embargo desde hace un tiempo en tu mente ha venido la idea constante sobre acceder o no acceder.

Por una parte quizá tu viejo hombre quiere acceder a esa tentación que constantemente están tocando la puerta de tu vida, pero por otra parte tienes miedo de hacerlo, porque sabes que te sentirás avergonzado delante de Dios y que muchas de las cosas de las que ahora disfrutas es porque Dios ha sido maravilloso en tu vida, por lo tanto no se merece lo que estas pensando hacer.

Tú bien sabes que no tienes que hacerlo, tú sabes que Dios ha sido bueno contigo, te ha bendecido cuando quizá hasta no lo has merecido, eso hace su GRACIA, ha hecho cosas maravillosas en ti y no te ha dado el pago que muchas veces has merecido, eso se llama MISERICORDIA.

Todo esto debería llevar a reflexionar sobre si realmente vale la pena acceder a esa tentación o si es momento de retribuir las bondades de Dios hacia tu vida a través de FIDELIDAD de tu parte hacia Dios.

No hay satisfacción más grande para un hijo de Dios que resistir la tentación y serle FIEL a Dios, esa satisfacción te hace crecer espiritualmente, te hace buscar cada día más de Dios para seguir siendo fuerte en Él, esa satisfacción te hace animar a otros que están pasando por lo mismo y contarles lo que se siente ser fieles a Dios.

¿Sabes? No hay nada que valga mas la pena que estar bien con Dios, no hay nada mejor que buscar cada día agradar a aquel que tiene cuidado de nosotros y que nos ha mostrado su amor incomparable.

Es más Dios nos ha dado una promesa en su Palabra:

“Al que soporta las dificultades, Dios lo bendice y, cuando las supera, le da el premio y el honor más grande que puede recibir: la vida eterna, que ha prometido a quienes lo aman”.

Santiago 1:12 (Traducción en lenguaje actual)

Hoy quiero invitarte a soportar con la ayuda de Dios cualquier tentación, recuerda que Él no te ha dejado solo, que en cada momento de tu vida que lo has necesitado Él ha estado allí para ayudarte, proveerte, fortalecerte y todo lo que Él ha hecho en tu vida es suficiente razón como para sacar fuerzas de donde no las hay y resistir cualquier ataque del enemigo hacia nuestra vida a través de la tentación que lo único que quieren hacer es que al acceder a ella, perdamos autoridad y nos avergoncemos de nosotros mismos y de estar delante de Dios, esto lo único que provocara en nosotros es un distanciamiento en nuestra relación personal con Dios y como consecuencia puede llevarnos al fracaso espiritual.

Considero que vale la pena tener el valor y la determinación de decir NO a la tentación y SI a Dios a través de serle FIEL.

¡No accedas a la tentación, mejor se fuerte y muéstrate FIEL a Dios!

“Hermanos en Cristo, ustedes deben sentirse muy felices cuando pasen por toda clase de dificultades. Así, cuando su confianza en Dios sea puesta a prueba, ustedes aprenderán a soportar con más fuerza las dificultades. Por lo tanto, deben resistir la prueba hasta el final, para que sean mejores y puedan obedecer lo que se les ordene”.

Santiago 1:2-4 (Traducción en lenguaje actual)

Escrito el 28 de Mayo de 2012

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

8 pensamientos en “¿Acceder o no acceder?

  1. maria lazo

    Perseverar hasta el final; teniendo la mirada puesta en el Señor. Dios le bendiga.

  2. Marlon

    Debo confesar…que este es un mensaje directo y tan especifico para mí.
    Enrrique Dios premie tu corazon este día…por lo que Dios ha hablado a traves de Tí, a mi vida.

    haz dicho lo que exactamente me esta sucediendo..

  3. marilis pirela

    gracias xq cada dia DIOS te bendice y te da el don de ayudar a los demas con tus temas que el señor te siga bendciend en gran manera y bueno a resistir la tentaciones y ser fiel cada dia a nuestro señor…..

  4. Daniela

    gracias por tu palabra, por aconsejarnos con mucha sabiduria.
    DIOS lo bendiga siempre.

  5. consuelo

    De acuerdo, a veces pensaba que la tentacion era algo que yo podria distinguir facilmente y que cuando llegara era facil decir “no”, pero cambie de parecer cuando en la iglesia donde me congrego empezaron a dar predicas sobre los 10 mandamientos, y me di cuenta que definitivamente DIOS ha tenido mucha misericordia de mi, y las tentaciones a veces son imperceptibles , pero tenemos al amado Espiritu Santo de Dios, que nos rearguye, pero debemos tener comunion con El,para ser sensibles y escuchar su voz. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *