Cuando tu espíritu se humilla

por | abril 21, 2014

Cuando tu espíritu se humilla

por Enrique Monterroza

Enrique-Cuando-tu-espiritu-se-humilla

A veces creemos que somos tan malos que no merecemos el amor de Dios. Y la realidad es que quizá no lo merezcamos, pero Dios no nos regala su amor porque lo merezcamos, sino porque nos amo con un amor que es eterno, con ese amor que sobrepasa el entendimiento humano y que aunque nos creamos inmerecedores, Dios nos lo regalo.

Ese mismo sentimiento que nos hace sentir inmerecedores del amor de Dios nos lleva muchas veces a vivir una vida “alejada” de Dios. Y es que la culpabilidad que sentimos al practicar pecados que nos avergüenzan nos llevan poco a poco a alejarnos de Dios.

Y es que llegamos a sentirnos hipócritas al estar pidiendo perdón por los mismos errores y más aun cuando ya hemos prometido cientos de veces no volver a cometerlos y siempre terminamos cometiéndolos.

Quizá estos últimos días has estado “alejado” de Dios a consecuencia de tus errores recurrentes. Quizá te sientas indigno de ser su hijo, quizá sientes una vergüenza tal que ni siquiera tienes el valor de presentarte en oración delante de Dios para pedirle perdón. Has tratado los últimos días de esconderte de su presencia, pero por más que tratas de alejarte tu ya fuiste sellado por Dios y Él siempre busca la manera de encontrarse contigo, tal es el caso que hoy estás leyendo estás líneas.

Pueda que te sientas indigno, hipócrita y hasta con mucha vergüenza, pero aun y con todos los sentimientos que en este momento fluyan en tu ser debes comprender que Dios te sigue amando igual que el primer día que te amo, su amor por ti nunca va a cambiar.

Dios no te ve indigno, no te ve hipócrita, no te ve como tu te ves, al contrario, Él te ve con ojos de amor, te ve cómo un necesitado de su amor, cómo alguien que necesita su cariño, cómo alguien que necesita que le extiendan una mano y esa mano extendida siempre la ha tenido Dios hacia ti.

¿Por qué no dejas de auto culparte y comienzas a darte cuenta que Dios quiere sanar esas heridas que te avergüenzan?, ¿Por qué no dejas de autoexcluirte y comienzas a darte cuenta que Dios te anda buscando porque quiere restaurarte?

Hoy es un buen día para que te des cuenta que Dios ha utilizado todos los medios posibles para que comprendas que Él lo único que quiere es restaurarte y hacer de ti una mejor persona, Él no está aquí para acusarte ni juzgarte, al contrario, Él a pesar que lo sabe todo te sigue amando y quiere terminar la obra que ya comenzó en ti.

Hoy es el día en que tienes que rendirte completamente delante de su presencia y reconocer tu necesidad profunda de Él, hoy es el día en que tienes que poner a sus pies todas tus debilidades y reconocer que sin Él no serás capaz de salir adelante.

Cuando te humillas delante de Dios, cuando reconoces tu necesidad de Él, cuando te das cuenta que ya no puedes más, es cuando Dios puede obrar más y mejor en tu vida. Y es que cuando tu espíritu se humilla el Espíritu de Dios comienza a exaltarte, porque un espíritu humillado es un terreno preparado y fértil para cosechar los mejores cambios que el Espíritu Santo de Dios puede obrar en tu vida.

Ríndete delante de Dios este día, reconoce tu necesidad de Él y deja que Él te abrase lleno de amor y comience a obrar esos cambios que realmente necesitas.

¡Dios te sigue amando!

“Para ti, la mejor ofrenda es la humildad. Tú, mi Dios, no desprecias a quien con sinceridad se humilla y se arrepiente.”

Salmos 51:17 (Traducción en lenguaje actual)

“Humíllate y obedece a Dios,
y recibirás riquezas, honra y vida.”

Proverbios 22:4 (Traducción en lenguaje actual) 

Escrito el 21 de Abril de 2014

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

Un pensamiento en “Cuando tu espíritu se humilla

  1. Aracely

    Ahora yo he declarado mi vida Libre,prosperada y en victoria.para la Honra y Gloria de Dios,se que que Dios me ha perdonado y El me ha liberado para Adorarlo,para Exaltarlo, se que cuando las cosas pintan mal,es cuando más cerca está la victoria. Y seguiré luchando tomada de la mano de Dios. LA OBEDIENCIA TRAE BENDICIÓN !!! Dios Le Bendiga Siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *