Forjando Sucesores

por | octubre 21, 2011

Forjando Sucesores

por Enrique Monterroza

Escrito en Diciembre de 2009

“Viéndole los hijos de los profetas que estaban en Jericó al otro lado, dijeron: El espíritu de Elías reposó sobre Eliseo”.

2 Reyes 2:15

En estos días he estado meditando sobre el valor que los líderes deberían de darle al hecho de formar un sucesor. Y es que la mayoría de lideres hoy en día no se preocupan en lo mas mínimo de formar a alguien que pueda sucederlos en algún momento determinado.

Lo que sucede es que la mayoría no quiere que nadie lo reemplace, por eso hoy es común ver egoísmo ministerial, un líder al ver que alguien se  esta levantando, en lugar de apoyarlo, comienza a poner situaciones para evitar que lo sobrepase en capacidad y liderazgo. Es triste pero cierto.

El verdadero líder no es aquel que corta alas, ni aquel que corta troncos, sino aquel que siembra para cosechar. Un Líder de verdad es aquel que sabe muy bien que en algún momento ahuecará y por ello tienen que haber mas que puedan realizar el trabajo que él realizaba.

Es importante que entendamos que no estaremos en el mismo puesto toda la vida, que Dios puede llevarnos a un Ministerio mayor o a otras áreas, pero mientras tanto, ¿Será que estas preparando un sucesor?

Y es que para la carne no suena muy lindo eso del sucesor, porque ¿A quien le va gustar que venga alguien que haga mucho mejor las cosas que él?, humanamente a ninguno nos gustaría, pero tenemos que aprender que nuestros discípulos tienen que llegar a ser mejores que nosotros, sino no fuimos buenos maestros.

Si algo siempre me ha gustado, es dar oportunidad para crecer a todo aquel que hace méritos para ello, a todo aquel que a base de trabajo y esfuerzo demuestra que quiere avanzar. Y es que la justicia en ese ámbito es parte de mi formación ministerial, siempre he creído que la mejor manera de forjar buenos servidores es estar atentos a su crecimiento para darles oportunidad en el momento indicado.

Lastimosamente no todos pensamos así, hay muchos líderes y pastores que erróneamente se sienten intimidados cuando ven que alguien tiene mas apoyo popular o que sus cualidades sobrepasan a las suyas. ¡Que error!, ¿Por qué me ha de intimidar alguien que es mejor que yo?, ¿Acaso no es esa la idea de nosotros los que de una u otra forma tenemos gente a nuestro cargo?, si esa no es tu visión, entonces creo que no eres un buen líder. Dime lo que quieras, excúsate en lo que mas quieras, pero eso no evitara que sigas siendo un mal líder.

Amados hermanos y en especial líderes de Ministerios o Pastores, seamos concientes que debemos formar a nuestros sucesores, puesto que Dios nos tiene preparados planes mas grandes, ¿Pero que pasara el día que faltes?, ¿Habrá actualmente alguien que pueda tomar la batuta y seguir tu línea?

Hombres como Moisés supieron forjar un sucesor, como lo fue Josué, un Elí que forja a un Samuel, un Elías que pudo forjar a un Eliseo, nuestro Señor Jesús que forjo a 12 hombres durante su periodo de Ministerio y aun les dijo: “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre”. (Juan 14:12)

Que lindo seria que cada uno de nosotros entendiéramos el valor de formar a personas que sean hasta mejores que lo que nosotros hemos sido en el Ministerio. No hay nada mejor que ver luego de un tiempo a aquellas personas a las cuales un día aconsejaste, guiaste o enseñaste, ahora siendo lideres respetados con Ministerios hermosos de parte del Señor, es ahí en donde meditas y puedes decir con libertad: “Sin duda fui un buen formador”.

Seamos buenos lideres forjando a mas lideres, que nuestras congregaciones sean fabricas de lideres, que nuestro objetivo sea hacer mejores servidores y mejores lideres de los que nosotros mismos hemos sido. Ahí esta el galardón del verdadero líder, en forjar mas lideres que sean mejores que ellos.

¿Estas forjando a tu sucesor?, si no es así, ¿Qué esperas para forjarlo?

Escrito el 7 de Diciembre de 2009

Escrito para www.devocionaldiario.com

4 pensamientos en “Forjando Sucesores

  1. maria lazo

    Tiene razón; alli radica la humildad y el verdadero servicio. En formar personas que fortalezcan la Palabra de Dios.

  2. --

    Saludos sr. Monterroza:
    Su artículo es muy interesante y tiene toda la razón, sólo difiero de usted en un punto…
    Los malos líderes no existen, únicamente existen Líderes (los de verdad, aquellos que son lumbrera) y los que se creen líderes.

  3. carloscisternas.o

    Que triste es cuando la iglesia envejece junto al pastor,hno enrique que sabio mensaje nos ha dado sin duda es el Espiritu santo hablando

  4. Víctor Adolfo

    Cuanta verdad en este articulo; el líder con alma es aquel que deja la vida despejando el camino a los demás; pero lo mas sorprendente es que al hacerlo EL DESPEJA SU PROPIO CAMINO.

    MEXICO NO REQUIERE CAUDILLOS, ¡¡¡DEMANDA DE LIDERES QUE SEAN
    PROACTIVOS, RESPONSABLES, ORGANIZADOS, FLEXIBLES, ESTRATEGAS, SERVICIALES, INNOVADORES, OBJETIVOOS, NEGOCIADORES, ASERTIVOS, EQUILIBRADOS Y SOLIDARIOS .
    EN UNA PALABRA P R O F E S I O N L E S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *