La Antesala del Matrimonio

por | junio 16, 2010

La Antesala del Matrimonio

por Enrique Monterroza

antesala al matrimonio

“Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma, La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia, Para librarte del mal camino, De los hombres que hablan perversidades, Que dejan los caminos derechos, Para andar por sendas tenebrosas”

Proverbios 2: 10-13

Hoy en día vivimos en un mundo que te enseña que entre más novias tienes, entonces mas hombre eres, y a las chicas les enseña que entre más novios pruebas más experiencia ganas, ¡Que mentalidad más equivocada!

Si por un momento analizamos lo que realmente tendría que ser el noviazgo, nos diéramos cuenta que es una antesala para llegar al Matrimonio, es decir, no es ningún juego, de eso depende tu futuro amoroso y por lo tanto debería de ser algo serio y en lo cual las dos partes se deberían de dar cuenta que dependiendo como te vaya en el noviazgo, posiblemente así también te ira en el matrimonio.

Hoy quiero dedicar este articulo en especial para las personas que no se han dado cuenta lo serio que es el noviazgo y lo importante que es para su futuro el hecho de elegir muy bien para que todo salga bien en un futuro matrimonio.

LA ETAPA DEL NOVIAZGO

La etapa del noviazgo es hermosísima, todos aquellos que hemos pasado por eso y los que lo pasaran también sabrán a lo que me refiero. Sentir esas maripositas dentro del estomago, sudar de nerviosismo porque la tienes frente a ti, embobarte y no decir nada cuerdo porque te tiene nervioso, recibir una llamada y escuchar su dulce voz, eso y más es algo único que se experimenta en el noviazgo.

Escribir una carta para tu amada, decirle tantas cosas que sientes y ver como se derrite al leer cada palabra que escribiste en ese papel, sentir su abrazo de cariño, su compresión, su atención a ti, su cuido, son cosas que hacen que el amor crezca poco a poco en una pareja de noviazgo.

Y es que la etapa de noviazgo es de aprovecharla, es de disfrutarla y sobre todo tomar en cuenta a Dios para que El sea el Centro de esa relación.

En muchas ocasiones lo he dicho y lo seguiré recomendando porque se de lo que hablo, que para mí la mejor edad para entablar un noviazgo es de los veintiún años en adelante, personalmente no soy del agrado de que personas de catorce, quince, dieciséis, etc, años anden de novios, creo que esa edad es para disfrutar la juventud, tener muchos amigos y servirle al Señor lo mas que se pueda y no para andar pensando en noviazgos que por lo general, casi siempre terminan en fracasos rotundos, ya que un noviazgo de demasiados años termina desgastando la relación y el amor desaparece.

Creo que la mejor etapa para entablar un noviazgo es cuando se alcanza un poquito más de madurez, en donde se está a mediados o por graduarse de una carrera universitaria o en donde hay un empleo fijo, ¿Por qué digo esto?, porque la idea del noviazgo no es pasar una eternidad siendo novios, sino unos cuantos años. Pueda que acá tu digas: “Yo conozco una pareja que tuvieron 10 años de novios y son felices”, yo te contestaría: “Yo también conozco algunas que tuvieron más de 10 años de novios y son felices” y conozco muchas más que estuvieron 7, 8, 9, 10 o más años de novios, se casaron y al mes se divorciaron o se separaron. Y es que de casos a cosas, siempre hay, no hay una regla general para los noviazgos, pero basándome en la experiencias de casos que he podido ver te puedo decir que no es recomendable pasar demasiados años de novios, es bueno estar un año, dos o tres años de novios y luego casarse. Y es que algunos quieren casarse hasta conocerlos completos, por más que pases 20 años de novios no terminaras de conocer a una persona, es más aun casados hay muchas cosas por conocer, porque lo que tú no te imaginas es que ya casados es otro tema, tu esposo o esposa ya no será el mismo novio o novia que en el noviazgo, ahora todo cambia, muchas veces para bien y otras muchas para mal. Pero cuando Cristo gobierna una relación y esa relación es de Dios, entonces siempre será todo para bien, el noviazgo será una etapa preciosa y el matrimonio la cereza que coronara el pastel.

Pero también hay muchos que llevan un noviazgo pésimo y viven con la esperanza que en el matrimonio todo cambiara, y en eso me quiero detener un poco en esta ocasión:

“SE QUE CUANDO NOS CASEMOS CAMBIARA”

¿Has escuchado alguna vez esa frase?, “Tengo fe que cuando nos casemos cambie”, “Yo hare que se convierta”, “Después que nos casemos Dios lo cambiara”, y muchas otras más que siempre son la excusa perfecta de chicas y chicos que por lo general están pasando un mal rato en el noviazgo.

Yo no estoy en contra de las personas que no son cristianas, pero hay algo muy importante y es el hecho de que para construir un edificio que sea fuerte frente a cualquier desastre, tenemos que fundarlo en roca y de la más solida. Así mismo es la relación de noviazgo, si tú quieres vivir una etapa preciosa en el noviazgo y que tu relación esta muy bien fundamentada, entonces edifícala sobre la ROCA que es CRISTO. ¿Y qué mejor forma que las dos partes amen a Dios y vivan para El?

Sé que me dirás que el esposo de un tío era mundano y después que tu tía se caso se convirtió y ahora es otro hombre, un siervo de Dios, ¿Y quien dice que eso no puede pasar?, pero la pregunta del millón es: ¿Sera tu caso?

Y es que a veces creemos que porque a fulanito le paso esto y luego le fue bien, también a mi me pasara igual, y nos olvidamos que el trato de Dios es personal y no general, es decir lo que Dios hizo con fulano, no tiene que hacerlo a ley con zutano. Pero lastimosamente nosotros tendemos a generalizar y por generalizar muchas veces nos va mal y muy pero muy mal.

¿Qué te hace pensar a ti que ese hombre que te maltrata verbalmente, te hace de menos, lejos de ser cariñoso contigo es pedante y muy grosero, puede cambiar luego de casarse?

Quiero que pienses en algo, con cabeza fría y medítalo muy bien:

La etapa del noviazgo es única porque es cuando se conquista a la persona que decimos amar, por ende trataremos por todos los medios posibles de conquistar su corazón, con detalles, gestos, palabras y acciones que realmente demuestren lo mucho que la amamos. Pero si en el noviazgo no existe nada de eso, sino que hay maltrato, menosprecio, incomprensión y todos lo similar a eso, ¿Qué es lo que te espera en el matrimonio? El noviazgo es la mejor etapa para demostrar el cariño y amor, y si allí no se demuestra, NO CREO que te lo vaya a demostrar en el matrimonio.

Estoy siendo sincero contigo, yo podría venir y decirte solo cosas lindas, pero mi intención no es engañarte, sino decirte la verdad. Y es que el matrimonio es otra etapa muy diferente al noviazgo y estoy más que seguro que si en el noviazgo no tiene atenciones para contigo, no te trata bien, ni te demuestra su amor, POBRE DE TI, estoy casi seguro que en el matrimonio te ira peor.

Es por eso que el NOVIAZGO ES UNA ANTESALA DEL MATRIMONIO, es decir es la etapa previa en donde tú puedes medir a la persona, una etapa en donde estas conociendo a esa persona y en donde en el camino decidirás si casarte con él o ella, o darte cuenta que te equivocaste al tomar una decisión precipitada y fuera de la voluntad de Dios.

TERMOMETRO PARA EL MATRIMONIO

Es la etapa del noviazgo un termómetro para medir que tan bueno podría llegar a ser un matrimonio con esa persona con cual estas disfrutando esa relación sentimental. De hecho cada una de las personas que deciden iniciar un noviazgo tendrían que tener en cuenta que esto no es un juego, no es una etapa para probar a ver qué tal me va, sino que es una decisión importante en la vida porque le estas abriendo las puertas de tu corazón a alguien en especial.

Dios nos recomienda guardar nuestro corazón. En Proverbios 4:23 leemos: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”. Y es que el corazón es muy importante y no puedes andar abriendo las puertas de tu corazón a cualquier que te levante una ceja, sino al que tu sientas que Dios está poniendo en tu camino, porque ya esperaste, oraste y confirmaste que ese era el hombre o la mujer indicada para ti.

Es en el NOVIAZGO en donde tú te das cuenta si ese hombre o esa mujer es con la que quieres pasar el resto de tu vida.

También tienes que tener claro que nadie es perfecto, no esperes perfección total en una persona, porque no lo encontraras, pues el mismo amor que nos tenemos nos hace no ver esas imperfecciones, sino que al contrario, nos motivan a ayudarnos para que todo eso desaparezca.

Pueda que tu estés en un noviazgo de varios años, en donde al principio todo era como un cuento, pero de un tiempo para acá todo se ha ido perdiendo, como que el interés de una de las partes por esa relación ya no es el mismo, pero quizá el mismo hecho de que ya tienes una edad en donde se te considera que deberías estar casada o casado te hace seguir en esa relación a pesar de saber que eso no está funcionando.

Quizá estas recibiendo maltrato, menosprecio y cosas semejantes y lo soportas todo porque tienes temor de quedarte sin esa persona y que nadie más te vaya a querer igual. Pero yo te digo: ¿Eso es amor?, ¿Tú crees que te quiere?, ¡Por Favor!, si para ti eso es amor, ¿Qué será desamor?

No cometas la equivocación más grande de tu vida casándote con una persona que no te ama o a la cual tú no amas. No arruines tu vida tomando decisiones precipitadas de las cuales en poco tiempo estarás arrepentida o arrepentido de haber tomado.

Muchos terminan casándose con la persona equivocada por el ¿QUÉ DIRÁN?, tienen miedo a la crítica, a que las personas de su congregación o las de su círculo personal puedan decepcionarse de ellos, y no se dan cuenta que los mas decepcionados serán ellos mismos al darse cuenta de la equivocación más grande que cometieron.

Tú tienes que tomar una decisión en el NOVIAZGO, en la antesala al matrimonio, si tú sientes que esa persona no es lo que tu esperabas o no es con la que quieres pasar el resto de tu vida, ¿Cuál es el miedo de decirlo?, con esto no te estoy motivando a que vayas y termines tu relación, pero si tu sabes que no serás feliz y que estas fuera de la voluntad de Dios, ¿Qué estas esperando?, si ese hombre o mujer no demuestran amor hacia ti, sino que lejos de amarte, te menosprecia, te discrimina, no te respalda y te maltrata, ¿Qué estás haciendo?, ¿Qué estas esperando?, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Mi intención con esto es evitar que cometas uno de los peores errores de tu vida, con el que pierdas muchos años de vida y en donde tu corazón quede destrozado, por eso el NOVIAZGO es una etapa en donde tienes que medir que es lo que quieres para el matrimonio.

El objetivo que tú tienes que buscar en el noviazgo es el de hacer de Cristo el centro de su relación y de sus vidas, que todo lo que hagan puedan fundamentarlo en El, hacer que su relación sea guiada por Dios rindiendo sus vidas a Él y pidiéndole que gobierne su relación y que en esa relación siempre exista el amor, comprensión, respaldo. Está claro que siempre habrá uno que otro problema, pero hay una gran diferencia entre tener un pequeño problema solucionable, que tener un buen tiempo de puro menosprecio, maltrato y desamor.

¿CÓMO TENDRIA QUE SER LA ANTESALA?

Si decimos que el noviazgo es una antesala para el matrimonio la pregunta sería: ¿Cómo tendría que ser?, quiero escribirte algunas características sencillas y sin profundizar que considero que la antesala al matrimonio tendría que tener:

Deberían tener unas vidas rendidas al Señor: es importante que los dos compartan lo que sienten y piensan acerca de Dios, ¿Que mejor forma que fundamentar bien una relación que las dos vidas estén rendidas a Cristo?

Debería existir un verdadero Amor: ese amor que solo Dios puede hacer fluir en las vidas de ambos, ese amor que siempre está allí y que pese a cualquier cosa será igual o mejor.

Debería existir la Compresión: Si algo importante tiene que haber en un noviazgo con idea de matrimonio es compresión, pues la necesitaran el uno al otro.

Debería haber Respaldo: no hay algo más importante para el ser humano que sentirse respaldado por alguien, que además de amarlo y comprenderlo, también pueda respaldarlo.

Debería haber Respeto: y cuando me refiero a respeto no solo en palabras, sino también en acciones, pues parte de respetarse también es respetar sus cuerpos y con ello al Señor. Recordemos que somos templo y morada del Espíritu Santo y no podemos profanar ese templo en el noviazgo, pues las caricias y todo lo que lleva al sexo fueron hechas para el matrimonio.

Debería existir una visión de vida compartida: es decir que los dos estén de acuerdo sobre lo que quieren hacer en el futuro y como se apoyaran el uno al otro en lo que decidan.

Entre muchas otras más, que tu puedes agregar y que sabes que agradaran al Señor.

DISFRUTA LA ETAPA DEL NOVIAZGO

El noviazgo se puede disfrutar de la mejor manera y siempre tomando en cuenta agradar a Dios, solo basta con tener un corazón agradecido con Dios por lo que ha hecho permitiéndote compartir momentos muy especiales y únicos con la persona idónea.

Es lindo tomarse de la mano, darse un abrazo, un beso, pero siempre todo con medida y no dando lugar a que las hormonas se disparen. Creo que esta etapa es especial porque puedes conocer más de esa persona que Dios tenía preparada para ti.

El noviazgo no es sexo, no es caricias fuera de lugar, no es nada eso, al contrario el noviazgo es una etapa que lleva como objetivo un matrimonio, si tu estas llevando un noviazgo y no piensas en esa relación como un futuro matrimonio, creo que no sabes ni lo que estás haciendo, es porque andas de novio solo por costumbre, porque todos lo hacen y no porque realmente sepas de que se trata.

Yo te invito a que no permitas que el enemigo te engañe haciéndote creer que entre más relaciones de noviazgo tienes más experiencia ganas, no lo hagas, no permitas que te rompan el corazón, ni tampoco se lo rompas a nadie, haz todo decentemente y con orden(1 Corintios 14:40), como el Señor quiere.

Recuerda que ese noviazgo que estas llevando tendría que ser la antesala o la etapa previa a un futuro matrimonio feliz y lleno del Señor.

Rindamos nuestras vidas al Señor cada día y permitamos que El gobierne nuestro corazón para que todo lo que hagamos siempre sea conforme a su voluntad.

¡Disfruta esta etapa en el Señor!

Escrito el 16 de Junio de 2010

Para www.enriquemonterroza.comwww.devocionaldiario.comwww.destellodesugloria.org

5 pensamientos en “La Antesala del Matrimonio

  1. Karla Gonzalez Nuñez

    Con la ayuda del Señor tomaremos decisiones correctas.

    Gracias por esta reflexion, hermano Enrique

    Dios le continue bendiciendo

  2. maria lazo

    Sólo teniendo a nuestro Padre Celestial como guía, puede una relación atravesar por muchas tempestades y salir adelante…Que Dios lo bendiga!

  3. jacky

    No se si a alguien le ayude esto.. pero yo dure 8 años con una persona que llegue a amar mas que a mi misma, lo que me trajo muchas tristeza ya que permiti muchas ofensas etc. tampoco voy a decir que fue una relación tormentosa, él es un hombre que ama al Señor pero… solo Dios me ayudo a salir adelante sola, y poder dejarlo sin ayuda de otra persona solo mi Padre Hermoso. E tenido momentos duros en mi vida que quisiera salir corriendo a buscarlo pero lo que hago es encerrarme sola, orar y pedir a Dios que el sea mi compañia por ahora y lo he logrado. tu puedes pero solo con la ayuda de Dios.

  4. Jenny

    que hermoso!!! hasta me dan ganas estar enamorada jajajajaaj 😛 pues es muy lindo como lo describe, yo lo viví pero equivocadamente:( pero ya pasó y Dios ha sanado mis heridas, estoy lista para enamorarme como Dios quiere… a ver si aparece el indicado;) jajajaja Dios le bendiga

  5. Lu

    Muy lindo…lastima que a mi no me vaya a suceder nunca. Tengo 32 años y soy una solterona, y eso de que “ya va a llegar” es una mentira que te dicen para que cambies la cara. Muchos años me callé esperando en el Señor pero hoy me doy cuenta de que Dios NO responde a todas las oraciones. Si alguien piensa diferente, agradeceria la respuesta pero trate de ser original! Dios los bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *