La historia de Juan Carlos… En busca de la Iglesia Perfecta

por | octubre 21, 2012

La historia de Juan Carlos…

En busca de la Iglesia Perfecta

por Enrique Monterroza

Juan Carlos es un hombre muy singular, tiene un temperamento muy fuerte, no le gusta muchos las bromas, tiende a ser muy serio, pero sobre todo muy detallista, pero su mayor problema es que lanza juicios demasiados anticipados antes de estar seguro de lo que va a decir, aunque si le preguntan a él, siempre tiene la razón.

Juan Carlos tiene diez años de ser cristiano, desde entonces ha estado en aproximadamente diez iglesias diferentes y es que “el pobre” Juan Carlos no termina de encontrar una Iglesia que llene todos los requisitos que él necesita, se puede decir que su promedio de estancia en cada Iglesia es de un año, sin lugar a dudas Juan Carlos “conoce mucho” sobre doctrinas, normas, requisitos, etc, que en las Iglesias de su Ciudad manejan, pero hay algo que Juan Carlos no conoce o por lo menos no quiere reconocer y es que NO HAY IGLESIA PERFECTA y que la IGLESIA somos nosotros.

En los últimos diez años Juan Carlos se ha ido de diferentes congregaciones poniendo las típicas excusas: “Es que en esa Iglesia no  hay amor”, “Es que el pastor de esa Iglesia quiere mandar a todos”, “Es que no me quisieron dar privilegios”, “Es que me querían obligar a diezmar”, “Es que no se que hacen los diezmos y ofrendas”, “Mucho desorden administrativo”, “Todos los de esa Iglesia son hipócritas”, “Es que no oran mucho en esa Iglesia, y a mi me gusta orar bastante”, “No me gusta como predican”, “No me gustan las alabanzas que tocan y cantan”, “No me gusta como se visten”, “No me gusta el ambiente”, “Ya no me siento bien”, “Siento que Dios me esta llamando a otro lugar”, “Mi ciclo termino en este lugar”, etc. Para excusas Juan Carlos es el numero uno.

Juan Carlos es muy soberbio por eso cuando alguien se le quiere acercar para hacerle ver su error, rápidamente saca una que otra excusa para quedar bien y reflejar que esta en lo correcto, cuando en realidad más allá de los errores que las Iglesias pueden tener, el mayor error o problema esta en el mismo Juan Carlos.

Hay muchos “Juan Carlos” por todas partes del mundo, personas que buscan la PERFECCIÓN TOTAL en las Iglesias y al no encontrarlas se sienten defraudados y prefieren quedares en sus casas o como Juan Carlos, visitar todas las Iglesias en busca de la perfecta.

Hay que ser sinceros, Iglesias Perfectas no hay, todas tienen algo que las delata, pero todas son muy buenas para llevar a diferentes personas a los pies de Cristo y es que ese es el fin de la Iglesia, llevar a las personas a un encuentro personal con Dios.

Siempre habrá algo que no nos guste, pero cuando nosotros tenemos los ojos puestos en Jesús no importa lo que no nos guste, porque nosotros lo que queremos es agradar a Dios y la Iglesia es una oportunidad para agradecerle al Señor todo lo que ha hecho por nosotros, sirviéndole, llevando a otros a Cristo, predicando por medio de la invitación.

Recordemos que Cristo no vendrá por “una iglesia con un nombre en especial” o una “denominación”, el viene por SU IGLESIA, es decir: NOSOTROS. Por aquellos que decidieron aceptarlo y reconocerlo como Señor y Salvador.

Dios mismo esta de acuerdo que hayan diferentes Iglesias, pero con un común denominador: Buscarlo, Reconocerlo, Adorarlo y Servirle, por eso dice la Biblia: “Todo el que tenga oídos para oír debe escuchar al Espíritu y entender lo que él dice a las iglesias. A todos los que salgan vencedores, les daré del fruto del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.” Apocalipsis 2:7 (Nueva Traducción Viviente).

No busques perfección en las Iglesias, pues las Iglesias están llenos de gente imperfecta, pero con un deseo muy grande de buscar la perfección en Dios que se logrará el día que Jesús regrese por nosotros, por eso dice la Biblia: “Dios empezó el buen trabajo en ustedes, y estoy seguro de que lo irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo vuelva.” Filipenses 1:6 (Traducción en lenguaje actual).

Seamos humildes y veámonos unos a otros como gente imperfecta buscando y sirviendo a un Dios perfecto, entonces todo nuestro panorama cambiara y lejos de buscar la perfección en una Iglesia vamos buscar al Dios Perfecto de quien nunca encontraremos error alguno.

Ya no sigas buscando la perfección acá en la tierra, porque pasaras muchos años cambiando y cambiando de lugar, y eso lo único que provocara en ti es la desconfianza, evitara que crezcas espiritualmente y sobre todo serás inconstante siempre, es hora de asentar raíces en un lugar y dar todo de ti para servirle a Dios y agradecerle todo lo que Él ya ha hecho por nosotros.

¡Quizá seamos imperfectos, pero Dios ha prometido perfeccionar la obra en nosotros!

Escrito el 20 de Octubre de 2012

Escrito para www.enriquemonterroza.com

Autorizado para publicarse simultáneamente en: http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

NOTA: Todas mis historias son personajes ficticios con un tinte de realidad. Ningún caso real de consejería ha sido expuesto. Toda coincidencia es pura providencia.

4 pensamientos en “La historia de Juan Carlos… En busca de la Iglesia Perfecta

  1. jose luis gonzalez

    dios lo siga bendiciendo pastor todos los dias leo sus mensajes y esta serie de personajes nos hace ver como nos parecemos a algunos de ellos, saludos y bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *