No dejes de Congregarte

por | julio 9, 2011

No dejes de Congregarte

por Enrique Monterroza

Escrito en Octubre de 2009

“no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”

Hebreos 10:25

Viene el Fin de Semana, muchos para descansar, otros salir con sus familias, quizá visitar algunos familiares, hacer las compras de la semana y muchos otros el tiempo para servir al Señor en sus congregaciones, pero sobre todo esto, el momento de permitirnos ser Ministrados por el Señor.

Se de la importancia que es para el cristiano el hecho de congregarnos, no basta solo con orar en nuestros hogares, no basta solo con leer la Palabra del Señor en nuestras casas, no basta solo con entrar a este sitio leer estas reflexiones y devocionales, es necesario CONGREGARSE.

Por esa razón el Señor me motiva este día a invitarte a que NO DEJES DE CONGREGARTE, ¡Te es necesario hacerlo!

Pero he aquí la pregunta más importante: ¿Qué clase de corazón llevaras este fin de semana?

Digo esto, porque mientras tu corazón no sean un corazón sencillo, humilde y dispuesto a escuchar Palabra de Dios, por mas que el predicador grite, brinque, cante o haga o deje de hacer, tu no recibirás Palabra de Dios.

Si bien es cierto que ES NECESARIO congregarnos, también es importante que examines ¿QUÉ CLASE DE CORAZÓN LLEVARAS A LA CONGREGACIÓN?

Por un momento deja aun lado el orgullo y los conocimientos que puedas tener de la Palabra, no veas con ojos humanos a la persona que predicara, mas permite que Dios sea quien te ministre.

Y es que en algún momento de la vida cristiana podemos caer en el peor error del hijo de Dios y que nos puede causar un estancamiento espiritual y a un tiempo la derrota espiritual, este error es: NO TENER UN CORAZÓN DISPUESTO.

Los provocadores de no tener un corazón dispuesto son muchos, entre ellos: la envidia, la arrogancia, la falta de humildad, el “demasiado conocimiento”, el menosprecio hacia el predicador, la falta de sometimiento a las autoridades, el pecado activo, entre muchas otras.

¿Por qué no haces una pausa este fin de semana?, deja aun lado todo aquello que te ha sido obstáculo para ser ministrado, has un esfuerzo por no ver quien predicara, sino que dispón tus oídos y tu corazón para que no importando el predicador, la Palabra pueda sustentarte y alimentarte como se debe. Mira que lo necesitas, no quieras engañarte a ti mismo, con pensar que estas muy fuerte y saludable espiritualmente, pues el simple hecho de no permitir ser Ministrado muchas veces por las tantas excusas que pones es señal de que algo anda mal.

Mas este Fin de Semana sea la diferencia y luego me cuentas el día lunes como te fue, seguramente Dios tiene un BANQUETE ESPIRITUAL para todos aquellos que este FIN de semana lleven un CORAZÓN DISPUESTO.

Por esa razón, aun cuando el enemigo quiera evitar que asistas a tu congregación este fin de semana, NO DEJES DE CONGREGARTE, pues seguramente el enemigo sabe que este fin de semana obtendrás la Palabra que necesitabas de parte de Dios.

AMADOS HERMANOS,

¡A CONGREGARNOS ESTE FIN DE SEMANA!

Escrito el 9 de Octubre de 2009

Escrito para http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *