Serie: “¿Me casare o no me casare?” – Parte 3 de 4

por | julio 2, 2010
El que interferiste no significa que serás infeliz

por Enrique Monterroza

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.”
Jeremías 29:11

Ayer había dicho que iba hablar sobre el tema: “¿Cómo se si es o no es ella o el?”, pero debido a muchas preguntas que recibí tanto en esta pagina, en el blog y vía correo electrónico lo dejare para mañana, porque necesito aclarar un punto importante que tiene que ver con el sub-tema que elegí para esta reflexión.

Cuando tú interferiste en los planes que Dios tenia para ti en cuanto a lo sentimental y perdiste a aquella persona que en un principio era para ti, no quiere decir que Dios se olvidara de ti y será infeliz todo el resto de tu vida en cuanto a lo sentimental.

Hay algunas cosas que tenemos que tener bien claro y estas son las siguientes:

Primero. Si interferiste en los planes de Dios, eso tendrá su consecuencia: Posiblemente la consecuencia sea que a lo mejor quedaste dañado sentimentalmente, quizá te costara un poco mas confiar en otra persona para abrirle tu corazón. Otra consecuencia pueda ser que para volver a entablar un noviazgo pasara mucho tiempo quizá meses o años. Otra consecuencia quizá sea que bajaste la guardia espiritualmente y ahora ya no eres ni la sombra del excelente cristiano que eras antes.

Definitivamente en la mayoría de fracasos sentimentales, ya sea que tu o la otra persona hallan interferido en los planes de Dios para ustedes, siempre habrán duras consecuencias y eso siempre será así, lo lindo de todo esto es que Dios siempre esta dispuesto a sanar tu corazón y a crear un nuevo y excelente plan para tu vida, pero para que esto se cumpla tu tienes que ser fiel a El y seguir al pie de la letra su voluntad, para que no vuelva a pasar el mismo problema.

Segundo, Dios te dará otra persona en su debido tiempo, pues el hecho de que no permitiste que la voluntad de Dios se cumpliera en la anterior relación no quiere decir que Dios se olvido de ti y que jamás te volverá a poner a alguien. Dios te ama tanto y quiere lo mejor para ti que esta vez te dará nuevamente otra persona que sea exacta o exacto para ti, pero dependerá de ti de saber interpretar que es de Dios o no.

¿Qué quiero decir con esto?, que la mayoría de personas que acaban de fracasar sentimentalmente buscan la manera de ahogar sus penas en otra persona, y la mejor forma de olvidar según ellos es ir y comenzar una nueva relación de noviazgo creyendo que de esta forma todo sanara. Personalmente pienso que esta clase de relaciones a la ligera y que solo son para sacar un clavo de tu corazón siempre terminan en otro fracaso. Lo mejor seria aprender la lección y quedarte en espera a que la voluntad de Dios se cumpla en tu vida, esa voluntad que te pondrá a una persona idónea nuevamente y que tú debes saber interpretar cuando sea el momento.

No hablo de algo que se te va a pasar sin que te des cuenta, hablo de que en esta vez debes de tener la madurez emocional y espiritual para darte cuenta lo lindo que es Dios al darte una nueva oportunidad, no es que Dios se olvide de ti, es que tu te tienes que acordar de hacer su voluntad.

Es por esa razón que yo siempre recomiendo que mientras aun no tengas novio o novia, trates de la manera de servirle lo mas que puedas, de buscarlo lo mas que puedas, de hacer lindas amistades, de dedicar tiempo a Dios y también dedicarle tiempo a tus amigos de la Iglesia, involúcrate en todo lo que puedas para que de esta manera puedas sumergirte en el río de su Espíritu y que cuando el tiempo indicado llegue te encuentre haciendo su voluntad, no hagas como los que están a la expectativa de en que momento Dios te dará a la persona idónea, puesto que sentirás el tiempo largísimo y en ocasiones pensaras que Dios se olvido de ti y querrás volver a tomar decisiones en tu propia voluntad, olvidándote de esperar en el Señor.

Concluyo con dejar claro que el hecho de que hallas interferido no quiere decir que Dios se olvidara de ti y que ya no te dará a otra persona, lo que pasara es que en algunos casos tendrá que pasar un buen tiempo para que esto pase y eso es lo que a ningún joven o jovencita soltera le gusta, pero debido a las decisiones malas que tomaste tendrás que esperar no tu tiempo, sino el tiempo indicado de Dios.

Termino con algo que dije en la primera parte de estos temas:

“No te preocupes puesto que si no tienes el don de continencia te casaras, ¿Cuándo? Dios lo sabe, ¿Con quien? Dios lo sabe, solo deléitate en Jehová y El concederá las peticiones de tu corazón”


Escrito el 18 de Marzo de 2009 para: www.devocionaldiario.com

Un pensamiento en “Serie: “¿Me casare o no me casare?” – Parte 3 de 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *