Sin favoritos

por | Septiembre 11, 2016

Sin favoritos

por Enrique Monterroza

Enrique-Sin-favoritos

Hay pasajes de la Biblia que no requieren tanta interpretación, sino que se interpretan tan fácil como se leen, ese es el caso del siguiente pasaje de la Biblia en su versión Lenguaje actual. Oro a Dios para el Espíritu Santo pueda redargüir su vida tanto como la hizo conmigo este día al leerlo.

Santiago 2:1-13 Traducción en lenguaje actual (TLA) dice:

“1 Hermanos míos, ustedes han confiado en nuestro poderoso Señor Jesucristo, así que no deben tratar a unas personas mejor que a otras. 2 Imagínense que un rico, vestido con ropa muy fina y con un anillo de oro, entra en donde ustedes se reúnen, y que al mismo tiempo entra un pobre, vestido con ropa muy gastada. 3 Si ustedes atienden mejor al rico y le dicen: «Ven, siéntate en el mejor lugar», pero al pobre le dicen: «Quédate allí de pie», o «Siéntate en el suelo», 4 serán como los malos jueces, que favorecen a unos más que a otros.

5 Escúchenme bien, hermanos queridos: Dios eligió a la gente pobre de este mundo para que la confianza en Dios sea su verdadera riqueza, y para que reciban el reino que él ha prometido a los que lo aman. 6 ¿Cómo se atreven ustedes a maltratar y despreciar a los pobres? ¿Acaso no son los ricos quienes los maltratan a ustedes y los meten en la cárcel? 7 ¿Acaso no son los ricos los que insultan a nuestro Señor?

8 Si ustedes obedecen el mandamiento más importante que Dios nos ha dado, harán muy bien. Ese mandamiento dice: «Recuerden que cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo.» 9 Pero si ustedes les dan más importancia a unas personas, y las tratan mejor que a otras, están pecando y desobedeciendo la ley de Dios.

10 Si ustedes obedecen todas las leyes, menos una de ellas, es lo mismo que si desobedecieran todas. 11 Porque el mismo Dios que dijo: «No sean infieles en su matrimonio», también dijo: «No maten». Por eso, si tú eres fiel en el matrimonio, pero matas, eres culpable de haber desobedecido la ley de Dios.

12 En el día del juicio, Dios nos juzgará de acuerdo con la ley que nos libera del pecado. Por eso, debemos tener mucho cuidado en todo lo que hacemos y decimos. 13 Porque Dios no tendrá compasión de quienes no se compadecieron de otros. Pero los que tuvieron compasión de otros, saldrán bien del juicio.”

Cuando leo pasajes como este, tan sencillos y a la vez tan verídicos, me doy cuenta que aunque estás cartas fueron escritas hace cientos de años, Dios en su infinita sabiduría sabía nuestro modo de comportarnos a un en este tiempo y nos dejo las enseñanzas escritas en ese libro tan preciado que llamamos Biblia.

La reflexión a la que te quiero invitar este día es la siguiente:

¿Cómo estamos tratando a otros?, ¿Tenemos favoritos o los tratamos a todos por igual?, ¿Estamos amando a nuestro prójimo como a nosotros mismos o solo amamos a aquellos que nos aman y nos lo demuestran?

La voluntad de Dios para nuestras vidas es que comprendamos que al igual que Él no tiene favoritos, también nosotros debemos tratar a todas las personas como nos gustaría que nos trataran a nosotros, pues solo de esta forma estaremos cumpliendo el mandato de Dios de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismo.

¡Amémonos unos a otros conforme a la voluntad de Dios!

Jesús dijo:

“Traten a los demás como les gustaría que los demás los trataran a ustedes. »Si sólo aman a la gente que los ama, no hacen nada extraordinario. ¡Hasta los pecadores hacen eso! Y si sólo tratan bien a la gente que los trata bien, tampoco hacen nada extraordinario. ¡Hasta los pecadores hacen eso!”

Lucas 6:31-33Traducción en lenguaje actual (TLA)

Escrito el 13 de Abril de 2015

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

7 pensamientos en “Sin favoritos

  1. Edgar Paau Mo.

    gracias mi estimado hermano por este tema tan precioso que me quebranto, y me lo tome para mi porque muchas veces he actuado de esa forma y estaba pecando, pero gracias por hacerme reflexionar y meditar un momento en lo que Dios quiere que hagamos y lo que queremos que hagan con nosotros. Bendiciones hermano E. Monterroza.

  2. williamfernandezcid

    Pastor Enrique cada día usted es una bendicion para mi vida ,doy gracias a nuestro Señor Jesucristo.lo queremos desde Santiago de chile con cariño ,muchas bendiciones…. Gracias.

  3. Daniela

    MIL GRACIAS HERMANOS POR ENSEÑARME TAN HERMOSOS CONSEJOS, QUE DIOS LO BENDIGA, USTED Y EL ESPIRITU SANTO ESTAN EN LO CIERTO.

  4. David Damian

    Es el consejo puesto en practica, el que nos enseñara la diferencia.
    Nuestro salvador Jesucristo nos dejo su palabra para, que al ponerla en practica sucedieran cosas
    extraordinarias. A si que hermanos practiquemos el mandamianto de Dios.

  5. Carol Alvarez

    Edificante Palabra de Dios!!! Como dice usted, se explica por sí sola, que ha trascendido en el tiempo para que nos miremos en ella y comprendamos el compromiso con nuestra fe.

  6. Carmen G. Arroyo

    Amen hermano, Dios le bendiga. Pues usted tiene toda la razon, no debemos de hacer acepcion de personas. Pues debemos de tratar a otros como nosotros quisieramos que nos trataran a nosotros. No debemos de olvidar eso porque Dios no se agrada de que nosotros actuemos de esa manera.

  7. Carolina Beltrán

    Esta palabra ha sido especial, esta mañana no pude leerla y está noche acabo de tener un inconveniente y no tenía claro aún si era yo quien había fallado pero tuve la oportunidad de leerlo después del suceso y ha llegado a mi corazón, esta palabra me hace reflexionar y debemos tratar a los demás como nos gustaría que lo hicieran con nosotros. Tanto fallamos como seres humanos, Dios nos ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *