Y tú, ¿Que estas haciendo?

por | mayo 13, 2011

Y tú, ¿Que estas haciendo?

por Enrique Monterroza

Escrito en Septiembre de 2009

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”

Mateo 28: 19

La mayoría de los que ahora somos hijos de Dios fuimos invitados por alguien a la Iglesia o alguien nos hablo de Cristo y entregamos nuestra vida a El, pero después de haberle entregado tu vida a Cristo, ¿Qué estas haciendo para ganar a otro para Cristo?.

No se si te has dado cuenta, pero la mayoría pasan mas ocupados pensando en el amor de su vida, otros pasan el tiempo sintiéndose solos, otros con problemas sentimentales, familiares, laborales o de estudio, pero por un momento dejemos de ser egoístas y no pensemos cosas para nosotros mismos, sino mas bien, ¿Qué estoy haciendo para que otros conozcan a Jesús?.

Es por eso que en esta ocasión quiero hablarte acerca de la importancia de hacer algo para ganar almas, no te puedes quedar sentado sin hacer nada mientras el mundo se pierde en el pecado, muchos mueren si que les hablen que hay alguien que los puede sacar del lodo cenagoso y ese es Cristo. Pero mientras nosotros pasamos ocupados en cosas vanas yo te pregunto: “Y tú ¿Qué estas haciendo?”.

TODOS TENEMOS UN POTENCIAL TREMENDO.

Es indiscutible que TODOS tenemos un potencial tremendo que explotar. Pero el enemigo siempre ha querido evitar eso, ¿Cómo?, fácil a través de las diferentes formas del pecado que se te presentan en tu caminar diario.

La voluntad de Dios es que cada uno de nosotros tengamos a bien el hecho de sacar a relucir todo nuestro potencial a través de las mas creativas formas que cada uno pueda tener en mente. Para llevar a cabo una actividad no se necesita de grandes recursos inalcanzables, sino mas bien de una disposición para hacerlo.

CUALIDADES NECESARIAS PARA DESARROLLAR EL POTENCIAL.

Hay ciertos cualidades básicas que una persona que quiere hacer la diferencia tiene que tener, y entre ellos están:

Disposición: Creo que la disposición es vital para poder hacer la diferencia. Hay muchos que tienen grandes anhelos de hacer muchas cosas, pero si no existe disposición en tu vida no lo podrás hacer. Puede ser que llevas a cabo algo que a lo mejor no estas poniendo toda tu disposición en dicha actividad que estas llevando a cabo y no se verán resultados, pues mientras no halla una disposición completa de hacer algo no se podrán ver resultados positivos.

Determinación: Tienes que saber algo, Dios te ha dotado de fuerza suficiente para llevar a cabo el sueño mas anhela que tengas, pero parte de cumplir ese sueño es el hecho de tener la determinación para llevarlo a cabo. Tu puedes tener muchos planes bonitos, pero mientras no haya determinación de llevarlos a cabo, jamás se cumplirán.

Respaldo de Dios: Esto se consigue cuando algo es de Dios. En Hechos 5: 38-39 dice: “Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios”. Te has preguntado: ¿Por qué muchos comienzan proyectos y al poco tiempo los dejan?. Pues antes de tratar de llevar a cabo algo debes de estar seguro que el Respaldo de Dios estará contigo, porque sino los resultados no se verán. Dependiendo del Respaldo de Dios para ti, así serán los resultados que obtendrás.

Y TÚ, ¿QUÉ ESTAS HACIENDO?

Mientras el mundo se pierde, ¿Nosotros que estamos haciendo?. Es hora de que nos demos cuenta que necesitamos accionar, es hora utilizar nuestra creatividad para la obra de Dios, ya no es hora de estar acomodados mientras el mundo se pierde.

Es hora de cumplir tus sueños, si tu no te decides a actuar jamás los veras cumplidos, ¡¡vamos!!, es hora de levantarnos como guerreros para hacer la diferencia en medio de este mundo indiferente.

¿Cuándo fue la ultima vez que le hablaste de Cristo a alguien?, si lo haces siempre excelente, pero a lo mejor tu digas: “Yo no soy muy bueno para hablar”, yo te digo en esta hora: Hay muchas formas con las que puedes predicar, lo único que se necesita es: disposición, determinación y respaldo de Dios.

Después de esto, ¿Qué vas hacer?, ¿Vas a seguir desperdiciando el talento que Dios te ha dado? ó ¿Vas a echar andar tus mas anhelados planes?, solo me resta decirte algo:

Dios te ha llamado a grandes cosas, pero depende te ti el creerlo, ¡Vamos acciona!

Escrito el 15 de Septiembre de 2009

Escrito para www.destellodesugloria.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *